A la cárcel presunto asesino de niña de 11 años

4 de junio del 2018

Alejandro Chaparro Galvis, alias ‘Macuco’, de 29 años de edad, fue juzgado en Barichara, Santander y posteriormente enviado a la cárcel de Bucaramanga, por los delitos de feminicidio, acceso carnal violento y secuestro simple contra la niña Luz Dary Guarguatí Rico de 11 años en el municipio de Curití, imputados por La Fiscalía General de […]

Santander

Santander

Alejandro Chaparro Galvis, alias ‘Macuco’, de 29 años de edad, fue juzgado en Barichara, Santander y posteriormente enviado a la cárcel de Bucaramanga, por los delitos de feminicidio, acceso carnal violento y secuestro simple contra la niña Luz Dary Guarguatí Rico de 11 años en el municipio de Curití, imputados por La Fiscalía General de la Nación.

De acuerdo con la investigación, Luz Dary salió de la escuela hacia su casa y en el camino se encontró con el presunto responsable. No se supo de la niña sino 24 horas después, cuando las autoridades la encontraron sepultada en el campo entre piedras y bosque.

Quienes lo conocen describen al acusado como un hombre callado y con poca interacción con las personas, que trabajaba en oficios varios en la vereda Irapire. Alejandro Chaparro, con el fin de acabar con cualquier prueba que lo incriminara, habría quemado los cuadernos, el morral y el uniforme de la niña, según versiones preliminares dadas por las autoridades.

Tiempo después de la captura, alias ‘Macuco’ manifestó problemas de salud, por lo que fue trasladado a un hospital, donde la comunidad consternada por lo sucedido lo esperaba causando daños a las instalaciones del hospital. El pronunciamiento de la comunidad fue de tal magnitud que la fuerza pública tuvo que intervenir. En la mañana del domingo, cuando la situación estuvo bajo control niños, jóvenes y adultos de la región salieron a marchar con globos y camisetas blancas exigiendo justicia.

El gobernador de Santander, Didier Taver, se manifestó frente a lo sucedido, lamentando estos hechos: “Condeno y rechazo el atroz crimen que acabó con la vida de una niña de 11 años del municipio de Curití a quien apagaron sus sueños de forma aberrante. Pido a las autoridades todo el peso de la ley sobre el autor de este repudiable hecho”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO