La extravagante vida de un colombiano asesinado en Madrid

18 de marzo del 2018

Para las autoridades la muerte de esta persona de debe a un ajuste de cuentas

La extravagante vida de un colombiano asesinado en Madrid

Tal vez nunca antes la tranquilidad y la armonía en una de las zonas más exclusivas de Madrid se había visto interrumpida por los estrepitosos disparos que acabaron con la vida de una persona.

La escena se presentó el pasado 12 de marzo en Pozuelo de Alarcón, una municipalidad al oeste del área metropolitana de la capital española, la víctima, José Ricardo Rojas Montes, un colombiano que desde hace seis años vivía en medio de la excentricidad y la opulencia de la vida madrileña.

Este colombiano el cual se osaba por vivir en uno de los sectores más exclusivos de la capital española, y se le veía en compañía de importantes personalidades de la farándula madrileña, fue asesinado por dos sicarios, los cuales le propinaron 12 impactos de bala.

Rojas Montes desde el 2016 estaba casado con su actual pareja, también colombiana (exreina de belleza), la cual logró salir ilesa del atentado. Vivían en un lujoso apartamento en la calle Esteban Palacio y ambos figuraban como importantes empresarios de compañías de limpieza, comercio de artículos electrónicos, finca raíz y mantenimiento de aeronaves.

Aunque se hacía pasar por un exitoso empresario, una investigación revelada por las autoridades señala que sus empresas habían sido liquidadas en el 2010, desde entonces y sin ninguna clase de fuente de ingreso justificable, seguía viviendo con un estilo de vida similar al del resto de millonarios de La Finca, su nivel de gastos eran muy elevados, tanto así que su hijo estudiaba en uno de los cuatro colegios más caros de toda España, el British Council School, el cual tiene una mensualidad de 6.000 euros cada trimestre, además de sus constantes viajes a Colombia. Según los reportes, en menos de un año visitó el país por lo menos en seis oportunidades, muchos de esos viajes relacionados con supuestas actividades ilegales.

A pesar de llevar este exuberante estilo de vida, detrás se escondía un pasado oscuro, y no era para menos, ya que fue socio del Daniel Barrera alias ‘Loco Barrera’, un poderoso narcotraficante capturado en Venezuela, además de los vínculos que estableció con Juan Carlos Peña Enano, alias El Cojo, jefe máximo de los ‘Miami’ durante la década de los 90. Se formó y se introdujo en el negocio de la distribución de cocaína procedente de Colombia, fue tanto el poder de esta organización, que inclusive llegó ser considerada como una amenaza para la seguridad de Madrid.

Los investigadores españoles basándose en el pasado de Rojas, consideran que la muerte de este colombiano es producto de un ajuste de cuentas entre organizaciones ilegales, ya sea por el impago de una deuda o un “vuelco”, es decir, que se quedara con mercancía de otra organización al margen de la ley.

A pesar de vivir en esta importante zona de Madrid era considerado por las autoridades españolas como un peligroso delincuente.

José Ricardo Rojas Montes inició su vida criminal en su natal Zarzal en el departamento del Valle del Cauca, donde se dedicaba a cometer actividades ilegales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO