La vida feliz de los hijos del narcotráfico mexicano

La vida feliz de los hijos del narcotráfico mexicano

20 de mayo del 2015

Una investigación del periodista mexicano José Luis Montenegro delató una nueva generación de jóvenes que nacieron en cuna de narcotraficantes y que gracias a los millonarios e ilícitos negocios de sus familiares se dan una vida de reyes y reinas, que muchas vecen dejan ver en las diferentes redes sociales. Lea también: Las reinas de los narcos.

El fenómeno fue bautizado y recogido por Montenegro en un libro que llamó “Narcojuniors: herederos del poder criminal”. En el libro el periodista habla de los jóvenes multimillonarios que en países latinoamericanos, principalmente en Colombia y México, están creando una nueva cultura basada en los lujos, los excesos, el consumo de drogas, alcohol y las fiestas donde priman el reguetón, los corridos mexicanos y la música norteña.

Los “narcojunuiors”, según el investigador, son aficionados a la tecnología y a mostrar su inmenso poder. En Facebook, Twitter e Instagram estos jóvenes suben fotografías y videos de sus viajes, las hermosas mujeres, tipo modelos, que los rodean, sus hobbies y los lujos entre los que viven. Lea también: La mafia colombiana: una historia de derroches.

Es el caso de Melissa Plancarte, la hija del reconocido Enrique Plancarte, líder del cartel mexicano de los Caballeros Templarios, quien por ejemplo sube a su cuenta de Facebook fotos con sus lujos y junto a los animales que tiene en su zoológico privado.

Mafiosos-Melissa

Melissa Plancarte, con sus tigres. 

El trabajo de Montenegro, según el portal Soy502, inició con la investigación de la cuenta de Twitter de Serafín Zambada Ortiz, hijo del narcotraficante mexicano Ismael “El Mayo” Zambada, de quien se presume que, tras la captura de Joaquín, ‘El Chapo’, Guzmán, es el actual líder del Cártel de Sinaloa.

El rastreo de esta cuenta en Twitter delató las riquezas de la que presumía el joven Serafín, quien según el libro de Montenegro, publicó varias fotos con armas bañadas en oro y automóviles de lujo. Lea también: Las mujeres que pasaron de muñecas a jefes ‘narcos’.

Mafiosos zambada serafin

Los carros de Serafín Zambada Ortiz

Según el portal mexicano, el autor del libro explicó que esta publicación de imágenes no es un error sino por el contrario, es la forma en la que ellos, los jóvenes hijos de capos, demuestran su poderío y así se burlan de las autoridades que adelantan investigaciones sobre sus andanzas. El autor asemeja estas publicaciones con las que hacen ‘los zetas’ de los diferentes crímenes que llevan a cabo en el país azteca.

La investigación de Montenegro habla de que a través de Twitter se pudo establecer que varios hijos de capos mexicanos se reúnen constantemente y hacen públicas sus integraciones en la red social.

Para demostrar lo que escribe, cita las cuentas y la interrelación de estas, tales como @AlfreditoGuzma, @_IvanGuzman_, @ismaelimperial, @Cheyooeliseo y @j12esparragoza quienes en su orden serían: Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijos de Joaquín ‘EL Chapo’ Guzmán Loera; Ismael Zambada Imperial, ‘El Mayito Gordo’,  hijo de Ismael Zambada; Eliseo Imperial Castro, socio de los hermanos Guzmán y Juan Ignacio Esparragoza Gastélum, hijo de Esparragoza Moreno, alias ‘El Azul’.

En dichas entrevistas las fuentes citadas por Montenegro hablaron de pactos que los jefes veteranos de los carteles de la droga sostienen y sostuvieron con los diferentes gobiernos mexicanos. Menciona también que las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y, el actual presidente, Enrique Peña Nieto, están vinculados al Cártel de Sinaloa.

A través del seguimiento de las redes sociales, en especial Twitter, los narcojuniors dejan ver, a diferencia de los veteranos, detalles de sus vidas. Les gusta mostrarle al mundo, a sus enemigos y a sus amigos, que viven una vida envidiada por muchos, rodeados de mucho dinero, lujos, armas bañadas en oro, paquetes de cocaína, animales salvajes, ropa y zapatos de marca, carros costosos, viviendas de lujo y helicópteros, entre otros.

En el libro el periodista cita entrevistas personales con algunos de los hijos de estos narcotraficantes.

Mafiosos-Jr-Alfredo Guzman

El felino de Alfredo Guzmán, subdio en un carro de lujo.