Los homicidios por los que se acusa a ‘Kiko’ Gómez

Los homicidios por los que se acusa a ‘Kiko’ Gómez

14 de febrero del 2014

Aunque en 1991 Francisco ‘Kiko’ Gómez fue detenido por posesión de cocaína y portar armas sin salvo conducto, poco tiempo después fue elegido concejal y alcalde en dos ocasiones de Barrancas, pueblo fronterizo de Venezuela  en La Guajira, que recibe al año 30 mil millones de pesos en regalías por la explotación de la mina ElCerrejón. En 2011 se convirtió en gobernador del departamento.

Este miércoles 13 de febrero la procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 17 años para ocupar cargos públicos por firmar de manera irregular contratos por 48.000 millones de pesos para la malla vial departamento.

Sin embargo, este es el menor de los problemas que enfrenta el polémico exdirigente guajiro, quien se encuentra recluido en la cárcel La Picota de Bogotá desde el 12 de octubre del año pasado,  pues desde hace más de 15 años es señalado de tener vínculos con las autodefensas y ser el autor intelectual de la muerte de cinco adversarios políticos. En un principio las investigaciones contra Kiko Gómez fueron archivadas hasta que la fiscalía creó una comisión especial para indagarlo.

La fiscalía dice tener pruebas en su contra a partir de testigos que confirmarían su participación en los crímenes que se le imputan y que además señalan a “Kiko” Gómez de tener nexos con jefes paramilitares del bloque norte como Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’ y Salvatore Mancuso, los cuales purgan condena en Estados Unidos. A Kiko además se le acusa de tener contacto con el jefe armado de esa organización criminal, identificado como Marcos Figueroa, alias ‘Marquitos’, hoy con circular roja de la Interpol.

Los crímenes por los que se le acusa

En febrero de 1997 el  entonces concejal Luis López Peralta afirmó tener las pruebas de que Gómez Cerchar habría provocado el incendio de la oficina jurídica de la alcaldía de Barrancas para borrar las irregularidades de su paso por ese cargo. Algunos días después, dos sicarios entraron a la oficina del concejal y lo ultimaron.

Tres años después Luis Alejandro Rojas Frías y Rosa Mercedes Cabrera Alfaro, campesinos de la región, fueron asesinados el siete de julio de 2000 cuando se desplazaban en un vehículo. Rojas Frías también había denunciado al entonces alcalde de Barrancas de maniobras fraudulentas en su administración.

En 2008 Henry Ustáriz, gerente encargado de Servientrega en el municipio de Barrancas, que anteriormente fue gerente del Banco BBVA en el mismo municipio y esposo de la exalcaldesa de Barrancas, Yandra Brito Carrillo, en Barracas fue asesinado cuando llegaba a un hotel de su propiedad. Ustáriz y Kiko Gómez, días antes, protagonizaron una acalorada discusión en público. Incluso se amenazaron mutuamente: “Yo también lo puedo matar”, le dijo Henry a Kiko Gómez, reveló Semana.

En el sepelio de Ustáriz, Kiko Gómez se presentó a dar las condolencias a los familiares. Yandra Brito, la viuda, le dijo a uno de sus hijos: “Mira bien a ese señor porque él mandó a matar a tu papá”. La exalcaldesa, semanas después, presentó una denuncia formal ante la fiscalía y acusó a Francisco Gómez Cerchar como el autor intelectual del asesinato de su esposo.

Brito seguía empeñada en demostrar a la justicia que Gómez era el responsable por la muerte de su cónyuge. Incluso dijo a la fiscalía que Marcos Figueroa, alias ‘Marquitos’, fue hasta la casa de Kiko Gómez para planear el asesinato.

Por estas denuncias, Brito y su familia recibieron amenazas. Tuvo que salir de Barrancas e irse a vivir a Valledupar. En agosto de 2010 fue acribillada mientras se movilizaba en una camioneta. Antes de sucumbir, Brito dijo a la Unidad contra el Terrorismo de la fiscalía que Gómez no sólo era el autor del homicidio de su esposo, sino que tenía nexos tanto con la guerrilla como con los paramilitares. Lo relacionó incluso con el coronel (r) Byron Carvajal, quien está condenado a 29 años de cárcel por la masacre de 10 policías y un civil en Jamundí, Valle del Cauca.

Otro homicidio que es atribuido al cuestionado líder político es el de Martha Dinora Hernández Sierra, asesinada en Santa Marta en noviembre de 2012, conocida también como la ‘Chachi’ Hernández, viuda del exgobernador Víctor Ojeda,  igualmente asesinado hace unos años en el municipio de Maicao, La Guajira. Según algunos analistas, Kiko Gómez le fue bloqueado el aval del liberalismo para su aspiración a la gobernación por el actual congresista Jimmy Sierra y tampoco recibió apoyo del movimiento Nueva Guijira, liderado por el exgobernador guajiro, Jorge Pérez, quien recibió apoyo de Gomez para su candidatura en 2007 y a su vez respaldado por Chahi Hernández. Esta rencilla por favores políticos serían uno de los móviles que investiga la fiscalía para acusarlo del homicidio de Hernández.

En el velorio de Chachi Hernández, su madre Fransisca Sierra, lìder Wayúu, en medio de los murmullos de los asistentes, gritó “El gobernador mató a mi hija”. Días después ‘Mamá Franca’, como también es conocida, realizó la denuncia formal y acusó al ahora destituido exgobernador de La Guajira.