Los ‘pisa suave’ mataron a los soldados en Cauca

16 de abril del 2015

¿Quiénes lideran el comando guerrillero que cometió el crimen que enluta al país?

Los ‘pisa suave’ mataron a los soldados en Cauca

Mientras que en medio del fuerte aguacero hervía el chocolate que los soldados preparaban para calentar y alimentar al pelotón, la explosión de unas granadas se confundieron con los relámpagos de la lluvia. Lea también: La ‘guerra maldita’ que se libra en Colombia.

Las ráfagas y los artefactos que estallaron sobre los casi 50 soldados de la brigada Móvil 17 que se resguardaban de una fuerte tormenta eléctrica en el polideportivo de la vereda La Esperanza, municipio Buenos Aires (Cauca), iniciaron sobre las 11:30 de la noche.

El planeado ataque contra los militares, que habían llegado a la zona un par de días atrás, duró casi cinco horas, las balas de fusil cesaron pasadas las cuatro de la madrugada.

Mientras los guerrilleros huían montaña arriba los soldados, en medio del llanto, el cual se escuchó hasta las casas vecinas, empezaron a pedir auxilio para ellos y para sus compañeros heridos.

Los que lograron sobrevivir de las ráfagas asesinas de los terroristas se llevaron consigo a algunos de los hombres que minutos más tarde morían en sus brazos.  Lea también: La discografía inédita con la que las Farc entonaban su guerra.

Con la claridad del amanecer empezaron a darse cuenta de la sangrienta realidad. Nueve ‘lanzas’ y un suboficial habían perecido en el brutal ataque, otros 20 compañeros estaban heridos.

El pelotón fue atacado a menos de 20 metros de distancia, desde las laderas de una montaña que inicia su elevación a pocos metros de las canchas de microfútbol donde se resguardaba la tropa.

Los soldados, quienes no esperaban dicho ataque y por ende no estaban listos para reaccionar, fueron golpeados con tatucos (cilindros bombas), granadas y fusil.

Según los sobrevivientes, la cuadrilla de las Farc que los atacó no superaba los 20 guerrilleros.

Pertenecen a la columna ‘Miller Perdomo’ y su área de influencia es la región del Naya, en los límites del Valle del Cauca y el Cauca. Los militares dieron de baja a dos milicianos y al parecer hirieron a otros tantos.

Horas después del feroz ataque el Presidente de la República, acompañado por la cúpula militar, el fiscal general y el defensor del pueblo, ordenó reactivar los bombardeos contra el grupo guerrillero y llevar a cabo todas las acciones militares necesarias para ir tras los responsables de la masacre, condenada por el país entero.  Lea también: ¿Qué tanto han estudiado los cabecillas de las Farc?

La columna ‘Miller Perdomo’, nombrada así en honor a un guerrillero muy cercano al Mono Jojoy, dado de baja por el ejército en 1999, hace parte del Frente Arturo Ruíz.

Cabecilla de la columna Miller Perdomo 1

Nueve soldados profesionales y dos suboficiales fueron las víctimas mortales del sangriento ataque perpetrado por la columna ‘Miller Perdomo’ de las Farc, al mando de Luis Palomino Masmela, alias ‘Juvenal’.

Este grupo guerrillero está encargado de controlar el paso de drogas y armas por la Costa Pacífica del Valle del Cauca. Según las autoridades se ha dedicado a fortalecer las finanzas de las Farc a través del narcotráfico en su área de influencia.

También han indicado las autoridades que esta columna se ha especializado en la elaboración de armas no convencionales, especialmente tatucos o cilindros bombas.

El líder de esta columna es Luis Palomino Masmela, alias ‘juvenal’, hombre de confianza dentro de la organización que ha sido señalado como la persona responsable de los mayores atentados contra la población civil en el sur del Cauca, apoyado en recursos económicos obtenidos del narcotráfico.

Aunque desde que asumió la jefatura de la columna, ha intentado mantener un bajo perfil, la inteligencia de las Fuerzas Militares ya lo tiene plenamente identificado como un peligroso insurgente. Desde el año 2008 fue incluido en la lista de los hombres más buscados en el pacífico colombiano. Desde entonces se ofrece una recompensa de hasta 5.000 millones de pesos por información que conduzca a su captura.

Alias ‘Juvenal’ empezó a ganarse la confianza del Secretariado tras ser el escolta principal de ‘Pablo Catatumbo’ y convertirse en uno de sus hombres de confianza. Recibió el mando de la columna desde el mismo momento de su formación en 2001 y la seguridad de ‘Catatumbo’ pasó a ser la principal misión de esta escuadra.

Dentro de la organización insurgente hizo parte del Frente 30, luego pasó a ser un hombre importante en el ‘Manuel Cepeda Vargas’. Según la información que manejan miembros de la inteligencia militar, Palomino Masmela ingresó a la guerrilla a mediado de los años 90. Lleva en promedio 20 años como guerrillero y 14 al frente de la columna que atacó a los militares en la noche del pasado martes.

El segundo al mando de la columna ‘Miller Perdomo’ es alias ‘Pacho Quinto’, el tercer cabecilla es alias ‘El Ingeniero’ y  alias ‘Chichico’ es el cuarto hombre en mando dentro de esta escuadra guerrillera.

Según las autoridades, quien comandó el ataque en persona fue el cuarto hombre al mando: alias ‘Chichico’, y lo hizo con al menos 15 guerrilleros más, un grupo de expertos en ingresar a las zonas sin emitir ruido para atacar lo más cerca posible; dentro de la organización los llaman ‘los pisa suave’. Según dicen fuentes del ejército esa es la especialidad de ‘Chichico’, quien está como cabecilla desde 2013, en remplazo de alias ‘Cachaco’, dado de baja por el ejército a comienzos de 2013.

Desde que el Presidente impartió la orden para ir tras los integrantes de la columna ‘Miller Perdomo’, alias ‘Juvenal’ y ‘Chichico’ se convirtieron en dos de los objetivos más importantes del Ejército Nacional. Cientos de hombres, armados hasta los dientes, apoyados por aire están en la zona buscando a los responsables del ataque.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO