El exfiscal anticorrupción inhabilitado por corrupto

El exfiscal anticorrupción inhabilitado por corrupto

12 de abril del 2019

Este viernes, por decisión de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno fue destituido e inhabilitado por 15 años. El alto tribunal consideró que, como jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, incurrió en una falta a su profesión por ser uno de los responsables del famoso escándalo de corrupción: ‘Cartel de la Toga’.

Para el tribunal, Moreno incurrió en una falta “gravísima dolosa” porque a pesar que sabía que estaba actuando bajo la ilegalidad, solicitó y recibió millonarias sumas de dinero a cambio de manipular procesos penales que estaban bajo su dirección, con el fin de beneficiar a terceros y llenarse los bolsillos.

Este exfiscal anticorrupción fue capturado en junio del 2017 en el búnker de la Fiscalía, luego de llevar solo ocho meses en el cargo. Le fueron imputados los delitos de concusión y utilización de información privilegiada.

En marzo del 2018, fue condenado por la Corte Suprema de Justicia cuatro años y diez meses de prisión por recibir una coima del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, con el fin de que le diera información de un proceso que corría en su contra. Moreno aceptó su responsabilidad en los cargos y por esa razón tuvo una rebaja en la pena.

¿Qué es el ‘Cartel de la Toga’?

Desde el momento en que Moreno fue condenado por la Corte, se desató todo el escándalo de corrupción denominado ‘El Cartel de la Toga’, una industria criminal que tenía como fin cerrar procesos adelantados de personas que tenían culpabilidad o a los que se les iba a fallar con orden de captura por crímenes contra el Estado.

En este proceso ha habido varios implicados, además de Moreno, magistrados de la Corte, como Gustavo Malo, Leonidas Bustos y Francisco Javier Ricaurte, quien se encuentra en prisión.

Moreno fue extraditado a EE.UU.

Días antes de su extradición, Moreno pidió perdón por caer en los tentáculos de la corrupción y manifestó estar “arrepentido”. Sin embargo, esto no lo salvó de ser enviado al país norteamericano, que lo requería por los delitos de lavado de activos, ya que en ese país recibió un adelanto de la coima por parte de Lyons.

Allí, la justicia lo condenó a 48 meses de prisión por los delitos de conspiración para lavar dinero, cometer fraude en giros bancarios y fraude bancario.

Aunque la Fiscalía de EE.UU. pedía una pena inicial de diez años, su defensa logró un acuerdo para que al colaborar con la justicia, se le redujera la pena. En ese pacto Moreno se comprometió a dar declaraciones sobre otras 26 personas presuntamente involucradas en el caso de corrupción.

Luis Gustavo Moreno aceptó haber recibido en sobornos una suma de 10 mil dólares, pero la Fiscalía norteamericana decía que la suma era mayor.

Moreno deberá pagar su condena en Estados Unidos y luego deberá volver a Colombia para seguir con la pena que le impuso la Corte Suprema de Justicia. De otro lado, la decisión de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura no la podrá apelar.