Madre e hijo secuestraron a un mensajero en Medellín

9 de septiembre del 2018

Por una solicitud de la Fiscalía General de la Nación enviada al Juzgado 17 Penal Municipal de la ciudad de Medellín, se impuso medida de aseguramiento en centro carcelario a Jorge Andrés Uribe Echeverri, de 20 años de edad, y su madre Marly Astrid Echeverri Cañas, de 47 años, por ser los presuntos responsables del […]

Medellín

ShutterStock.

Por una solicitud de la Fiscalía General de la Nación enviada al Juzgado 17 Penal Municipal de la ciudad de Medellín, se impuso medida de aseguramiento en centro carcelario a Jorge Andrés Uribe Echeverri, de 20 años de edad, y su madre Marly Astrid Echeverri Cañas, de 47 años, por ser los presuntos responsables del secuestro y hurto a un mensajero.

Los hechos ocurrieron el pasado 13 de agosto cuando la víctima fue contactada por uno de sus amigos, detenido en uno de los centros carcelarios de la ciudad, para que le hiciera el favor de consignar un dinero a una cuenta asignada por el Inpec a uno de sus compañeros de patio. El mensajero llegó a Envigado en busca del dinero para hacer la respectiva consignación. Al llegar, le dieron un televisor el cual debía cambiar en una prendería de la zona por el dinero.

El mensajero hizo el deposito en la cuenta del recluso. Al día siguiente, recibió otra llamada para que realizara el mismo procedimiento con otro de los televisores. El hombre se fue en compañía de un amigo y su vehículo para recoger el televisor. Al ingresar a la casa, fue amenazado por varios hombres, hasta una mujer de edad, encargada de cerrar la puerta con seguro.

Le pidieron que les regresara el televisor, a lo que el mensajero les comentó lo que había hecho el día anterior. Los delincuentes le pidieron una suma de cinco millones de pesos y la moto en la que realizaba sus diligencias.

Bajo presión, el mensajero le pidió el favor a su compañero para que le hiciera el favor de traerle su motocicleta al lugar, junto con los documentos para el traspaso.

Según las investigaciones, las víctimas estuvieron secuestradas alrededor de 12 horas. El 4 de septiembre se logró la captura por parte del CTI de los dos individuos implicados en este suceso.

Madre e hijo fueron judicializados por el delito de secuestro extorsivo agravado; a Uribe Cañas, además le fue imputado el delito de hurto calificado y agravado. Aunque ninguno aceptó los cargos imputados.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO