La falsa reportera que sedujo a un político para matarlo

La falsa reportera que sedujo a un político para matarlo

4 de Agosto del 2015

Marisol Wong, aunque era locutora y se la pasaba de emisora en emisora, nunca trabajó de planta en un medio de comunicación. Ejerció como periodista en una emisora local como practicante, espacio que aprovechó, según la prensa local, para llegar a ser conocida en el medio y obtener algunos contactos.

Lea también: Lo llamaban ‘Desalmado’ antes de asesinar a los niños de Caquetá

Marisol, capturada hace más de dos años, fue condenada esta semana a 16 años por su participación directa en la muerte del excongresista Octavio Zapata Rodríguez, de 75 años, que ejerció la política en el Valle del Cauca a finales de los 90 y que en el tiempo de su asesinato, 24 de junio de 2013, era un próspero empresario que además disfrutaba de una pensión de 12 millones de pesos.

También le puede interesar: ¿Por qué este hombre mató a su hija de tres años?

Dentro del proceso la comunicadora llegó a un acuerdo con la fiscalía y confesó su participación en el hecho que terminó con la muerte de Zapata, quien fue hallado sin vida en el río Cauca a la altura del municipio de Yumbo el 7 de julio.

Marisol y parte de su familia eran, al parecer, parte de una banda especializada en robar personas con altos ingresos económicos. Zapata fue su última víctima y la locutora, debido a su belleza y personalidad, era el señuelo del grupo delincuencial, del que hacía parte su hermano y padre, quienes también fueron capturados.

El 24 de junio de 2013, según la investigación, Zapata se reunió con Marisol y juntos se fueron para un motel al norte de Cali. Al parecer la idea era darle burundanga al expolítico, robar y luego dejarlo ir. Al parecer Marisol le dio una primera dosis a su veterano amante pero esta no hizo el efecto esperado y después de salir del motel, al llegar a un restaurante, le dieron una segunda porción, la cual generó en el hombre una sobredosis mortal.

Zapata fue trasladado hacia la finca de los Wong y allí, en estado de seminconsciencia, lo despojaron de sus pertenencias y tarjetas de crédito y débito, con las que se hicieron compras en Bogotá que las investigaciones lograron rastrear y que se convirtieron en la primera pista para capturar a los Wong y su banda, ya que la compra la realizó el hermano de Marisol.

Marisol Wong

El mayordomo de la familia Wong fue el testigo clave del caso. Cuando la policía lo interrogó el hombre no soportó la presión y terminó por confesar que Zapata, un hombre que según la presa local era conocido por cortejar mujeres jóvenes, había sido llevado allí por Marisol y que luego se lo habían vuelto a llevar en el propio carro del político.

Zapata fue hallado sin vida 13 días después de ese 24 de junio. La confesión de otro hombre indicó que la víctima fue lanzada, al parecer aún vivo, al río Cauca.

Al parecer Zapata no fue la única víctima que cayó en las sensuales redes de Marisol. Un estadounidense al enterarse de la captura de la mujer por los medios de comunicación llamó  a la policía y denunció a la mujer.

Según el ciudadano extranjero, él conoció a la mujer en la Feria de Cali de 2012 y tras un par de cervezas terminaron en un motel de la ciudad donde la mujer intentó darle un sustancia extraña, al parecer para robarlo.

Narra el hombre que al sentir que su bebida tenía un sabor extraño al volver del baño indujo al vómito y que pocos minutos después a la puerta de la habitación llegaron dos hombres que intentaron intimidarlo con armas blancas. El hombre, según la policía, logró escapar.

El proceso contra Marisol Wong, de quien dicen que tenía cualidades para abrirse carrera en los medios de comunicación, duró dos años. Ella, quien al principio se declaró inocente, frente a las pruebas que la fiscalía aportó en su contra, confesó los delitos de desaparición forzada y hurto calificado y le rebajaron el 40% de la pena.