Mató a su amiga para robarle del vientre a su bebé

Mató a su amiga para robarle del vientre a su bebé

29 de agosto del 2014

Sin ningún rastro de remordimiento María Guadalupe Muñoz narró paso a paso cómo planeó y ejecutó el crimen de Nidia Catalina Arvizu, de 23 años, quien se encontraba a punto de dar a luz. María Guadalupe le habría quitado la vida a Nidia para quedarse con su hijo luego de extraerlo del vientre.

Muñoz planeó su crimen con antelación. A principio de julio anunció a través de su cuenta de Facebook que estaba embarazada. Decía estar feliz y emocionada con la llegada de su nuevo hijo. Todo resulto una mentira.  “(…) hoy conocí por primera ves a mi bebé, verlo tan pequeño como ya movió su manita (…) me movió muchos sentimientos”, posteó el pasado nueve de julio, reveló El Exélsior. (Lea también: Se robó del vientre al hijo de su mejor amiga) 

Maria Guadalupe Muñoz

Mensajes escritos por María Guadalupe Muñoz un mes antes de cometer el asesinato. 

La asesina confesa contó a las autoridades, luego de ser detenida, que fingió ante su pareja estar embarazada. Interceptó a su víctima, que tenía ocho meses de gestación, en la escuela primaria Ramón Corona, del municipio de Tepic, al este de México, donde con engaños la llevó a una finca con la promesa de regalarle ropa para su bebé.

Según El Universal de México, al llegar al sitio, María Guadalupe golpeó con un objeto la cabeza de Nidia Catalina hasta hacerla perder el conocimiento. Después fue en busca de un cuchillo de cocina, con el que le abrió el vientre y extrajo al bebé.  Nidia Catalina, de 22 años, murió por consecuencia de los golpes y la pérdida abundante de sangre.

Huyó del Hospital

Luego María Guadalupe llamó al número de emergencias para solicitar una ambulancia. Les dijo a los paramédicos que mientras se bañaba comenzó a sentir fuertes dolores  y de pronto dio a luz.

Los paramédicos trataron de ingresar a su casa para que les explicara lo sucedido y ver si había arrojado la placenta. Sin embargo, María Guadalupe se mostró apresurada y cerró con llave la vivienda para no dejarlos ingresar. Se limitó a pedir que la llevaran con urgencia al hospital.

La situación despertó la sospecha de los paramédicos quienes en el trayecto al centro asistencial comenzaron a revisar al recién nacido, notando que presentaba muy bajo pulso. El bebé murió pocos minutos después.

En el hospital le informaron a la mujer del fallecimiento de su supuesto hijo. Le pidieron que se acercara al área de maternidad para ser revisada. En ese momento María Guadalupe salió corriendo del hospital y emprendió la huida en un taxi.

Una trabajadora social trató de seguir a Muñoz, sin embargo, ella logró salir del municipio. En ese momento los funcionarios del hospital dieron aviso a las autoridades.

Nadia Catalina Arvizu y esposo

La víctima Nidia Catalina Arvizu, de 23 años, y esposo. 

El pasado jueves 21 de agosto los familiares de la mujer víctima alertaron sobre su desaparición; sólo sabían que se había ido caminando con otra mujer, por lo que pidieron ayuda a las autoridades y difundieron su fotografía en los medios de comunicación.

Al principio las autoridades sospecharon del esposo de Nidia, pero éste afirmó que él y su pareja no tenían ningún problema y que incluso planeaban darle la bienvenida al bebé que esperaban.

Juan Manuel Ramos Hernández, esposo de Nidia, interpuso una denuncia en la Fiscalía de Nayarit y solicitó a la ciudadanía su ayuda para encontrar a su pareja.

El lunes 25 la familia de Nidia fue notificada de que la mujer había sido encontrada sin vida y con el vientre destrozado. El cuerpo fue encontrado  en un domicilio en la calle Gorrión número 68-B de la colonia El Palomar, informó la Fiscalía del estado.

Antecedentes

Según el reporte criminal, no era la primera vez que María Guadalupe tenía problemas con la justicia. Hace algunos años se vio involucrada en el encurbimiento del presunto homicidio de un familiar suyo. Aunque fue absuelta luego de que su pareja de ese entonces asumiera el crimen y la librara de toda culpa.