Médico tiene 76 denuncias por presunto abuso sexual

15 de mayo del 2018

Cristian Carretero tiene 28 años y por lo menos 76 denuncias por abuso sexual a menores de edad.

Médico tiene 76 denuncias por presunto abuso sexual

Un doctor español está detenido en Suecia desde el 29 de diciembre pasado bajo investigación por acusaciones graves por presuntamente haber cometido 76 delitos de abusos sexuales a menores de edad. El médico de 28 años de edad y sin especialización, se aprrovechaba de su posición en los hospitales donde trabajaba para tener contacto con los niños.

Cristian Carretero Sánchez, graduado de la Universidad Autónoma de Barcelona, se mudó a Suecia apenas se graduó y no buscó especializarse, como lo hacen la mayoría de los médicos generales. Hizo los trámites para trabajar en el Colegio de Médicos y un dos meses después ya estaba en Suecia, donde presentó la solicitud de permiso para ejercer como médico general en la clínica Erikslids de Skelleftea, que en ese momento tenía falta de profesionales.

El doctor tiene en su contra acusaciones que van desde abuso sexual grave hasta pornografía infantil y sus supuestos crímenes han sido cometidos por todo el país, desde Estocolmo, hasta Skelleftea, a 300 kilómetros de la frontera con Finlandia.

No tiene cuentas en redes sociales ni publicaciones de fotos ni de comentarios en Twitter, Facebook e Instagram; algo que probablemente en otros contextos podría ser aceptado como normal, pero no actualmente para un hombre de su edad, que pertenece al grupo conocido como los mileniales, y que entre sus características más trascendentales están precisamente las interacciones en el mundo del Internet mediante las redes.

Por seguridad para sus víctimas, la mayoría de las que se conocen casos, no se han publicado los nombres ni las edades, pero sí se sabe que por lo menos en uno de los incidentes los padres del menor habían informado al hospital de lo sucedido en el 2016, en el hospital Skaraborg, en Skövde, al sur de Suecia.

El menor fue llevado al hospital con síntomas respiratorios, porque sufría de asma. Cuando Carretero recibió al paciente le hizo desvestir primero de la cintura para arriba, pero luego le pidió que se quitara los pantalones. Allí fue cuando luego de hacer el examen común del pecho y espalda, el médico le tomó el pulso en la ingle. Luego dijo que concertaría otra cita para examinarle los genitales, y al final de la consulta le pidió al menor que lo abrazara y le dio su contacto para que siguieran en comunicación por medio de su celular personal.

Ante este relato, las autoridades del hospital pidieron explicaciones al médico que solo dijo que todo había sido un malentendido. Los primeros casos investigados fueron en septiembre de 2014, cuando el médico tendría apenas un mes de haber llegado a Suecia, a un pequeño pueblo de apenas 35 mil habitantes, donde supuestamente cometió un tercio de los delitos.

Según la fiscal Sarah Linden las víctimas tienen entre 13 y 17 años, y todas son de Suecia, en diferentes lugares del país, y llegan a ser al menos 76 casos los hasta ahora denunciados.

En enero de 2017 Carretero se casó con una doctora también española, siete años mayor que él que se mudó también a Skövde, desde España donde vivía y trabajaba. El médico sin embargo trabajaba en Estocolmo mientras su esposa se quedaba en Skövde. En febrero, luego del escándalo, su esposa le ha pedido el divorcio.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO