Cárcel para exfiscal de la JEP que recibió dinero

14 de marzo del 2019

Estas fueron las razones de la juez de control de garantías.

Cárcel para exfiscal de la JEP que recibió dinero

Una juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra el exfiscal de apoyo dos de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Carlos Bermeo, y los otros cuatro imputados por presunta corrupción dentro del tribunal especial, con el argumento de que si se accede a una medida distinta “los imputados podrán inferir en el debido ejercicio de la justicia, continuar su ilicitud o atentar contra la comunidad” mientras se sigue con la investigación del caso.

Así lo decidió en medio de la audiencia que continuó en las horas de la tarde de este jueves 14 de marzo en las instalaciones del Complejo Judicial Paloquemao. En primer lugar, la juez se dispuso a hacer un recuento exhaustivo de las pruebas que presentó la Fiscalía General ante la justicia en las pasadas diligencias, así como las apreciaciones que se hicieron contra las cinco personas que fueron capturadas el pasado 1 de marzo, por presuntamente incidir en el proceso de extradición de Jesús Santrich a cambio de promesa remuneratoria.

Carlos Bermeo, su pareja sentimental, Ana Cristina Solarte, Oscar Villamizar, Yamit Prieto, y el exsenador Alberto Gil, fueron cobijados con la medida privativa de la libertad en centro carcelario por los delitos de concierto para delinquir y cohecho propio. La juez aclaró que, respecto al tercer delito que les fue imputado (tráfico de influencias), no entraba en esa medida.

El delegado de la Procuraduría General, Francisco Bustos, presentó un recurso de apelación. Dijo que el Ministerio Público respeta las decisiones judiciales, pero que tiene una discrepancia parcial frente a la decisión que se adoptó en contra de Yamit Prieto y Ana Cristina Solarte.

“El Ministerio Público discreta respetuosamente de su decisión y le solicita al juez de circuito, que es la segunda instancia, la revisión de su decisión en punto a la inferencia que usted hace de autoría de Yamit Prieto Acero y Ana Cristina Solarte en los delitos de concierto para delinquir agravado y cohecho”, manifestó.

Lea también: JEP: Bermeo no tiene injerencia en el caso Santrich

Según Bustos, en el caso de Solarte Burbano la calificación jurídica de su comportamiento “debería ser de complicidad y no de coautor”, porque “tuvo participación posterior al cohecho”.

De otro lado, respecto Yamit Prieto, el delegado dijo que “no existen evidencias que demuestren que él pertenecía a la organización criminal”, ya que la única prueba que se tiene en su contra es el video en el que se muestra que está en el Hotel Artisan con Oscar Villamizar recibiendo la gran suma de dinero, pero que “no hay ninguna prueba que demuestre que él tenía conocimiento de que era ilícito”.

“¿Ese elemento es suficiente para inferir que Prieto formaba parte de la organización criminal? Es posible que él supiera que en la maleta había una suma importante de dinero, pero eso no significa que él tenía conocimiento de que ese dinero provenía de una actividad ilícita”, cuestionó.

En ese sentido, le solicitó al juez de segunda instancia que modifique la medida de aseguramiento impuesta a Ana Cristina Solarte en el entendido de que “la única imputación jurídica que puede hacerse es la de cómplice en el delito de cohecho”, y por otro lado, que revoque la detención preventiva impuesta a Yamit Prieto, “porque en los elementos materiales probatorios no es razonable inferir su autoría en el delito de concierto para delinquir, ni su intervención en el delito de cohecho”.

Al terminar la intervención de la Procuraduría, el defensor de Carlos Julián Bermeo presentó los argumentos de su recurso de apelación frente a la decisión del juez, debido a que no le parece que las pruebas que presentó la Fiscalía demuestren su verdadera culpabilidad, además porque “él no tenía la verdadera facultad para incidir en los trámites de Santrich”.

Además, el defensor del exfiscal, le solicitó al juez del circuito que considerara la situación de hacinamiento que hay en los centros penales para enviar a Bermeo a la cárcel mientras se continúa con el proceso en los estrados.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO