‘Mi sangre’ pagará 30 años de prisión en EE.UU

14 de marzo del 2018

Una corte de Florida lo halló culpable de narcotráfico.

‘Mi sangre’ pagará 30 años de prisión en EE.UU

Ministerio de Seguridad Argentina

Luego de un arduo proceso que incluyó más de cinco semanas de juicios sobre Henry de Jesús López Londoño, alias ‘Mi Sangre‘, una corte del Distrito Sur de Florida, en Estados Unidos, lo sentenció a pagar una condena de 30 años de prisión.

Durante el juicio, ‘Mi sangre’, quien integró la denominada estructura criminal ‘La Oficina’, insistió en que desde marzo de 2010 él era en realidad informante de la DEA y del Departamento de Seguridad Nacional de ese país y solicitó la anulación de su proceso porque dijo que inclusive violó la ley cumpliendo labores de infiltrado.

Además manifestó que los hechos de narcotráfico por los que estaba siendo acusado por la justicia norteamericana “fueron cometidos con autorización de las agencias de Estados Unidos” y había recibido “autorización específica para involucrarse en ciertas conductas ilegales necesarias para cumplir su misión de infiltrado sobre las rutas de la droga desde Latinoamérica”.

Ante estas afirmaciones, la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida insistió que nunca el procesado recibió autorización por parte del gobierno estadounidense para colaborar.

Según la información de la DEA, entre 2006 y 2012 ‘Mi Sangre’ conspiró “con personas conocidas y desconocidas para distribuir drogas”. Por esto las autoridades colombianas le pidieron a la Interpol que emitiera una circular roja en contra de López Londoño y gracias a ella se logró su captura en un lujoso apartamento en Buenos Aires, Argentina, en 2012.

‘Mi Sangre’, quien se desmovilizó como mando medio paramilitar en 2005 y siguió su carrera delictiva, fue condenado por el delito de conspiración para ingresar y distribuir cocaína en los Estados Unidos. El condenado fue extraditado hacia ese país desde Argentina a mediados de noviembre de 2016.

López Londoño comenzó su carrera criminal en ‘La Oficina’ y era el encargado de proveer de drogas a los paramilitares del Bloque Centauros, luego pasó al Bloque Capital en Bogotá, donde estableció una central de cobro.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO