Misionero paisa fue asesinado el Lunes Santo en Venezuela

Foto: Shutterstock

Misionero paisa fue asesinado el Lunes Santo en Venezuela

13 de abril del 2017

Hace 16 años Diego Bedoya, un misionero oriundo del municipio de Sonsón, en el Oriente antioqueño, partió hacia el estado de Aragua, en Venezuela, para ejercer su vocación: ayudar a los más necesitados.

Pero este 10 de abril, justo cuando los católicos celebraban el Lunes Santo, unos delincuentes lo asesinaron para robar los objetos de valor y los alimentos que tenía en la casa de ancianos que coordinaba.

Su cuerpo, reseñaron los medios locales, fue hallado degollado en su oficina, ubicado en el barrio La Otra Banda, del municipio José Félix Ribas. En este lugar, el misionero atendía a cerca de 65 ancianos como superior de la Casa de la Victoria de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca.

El hermano Luis Miguel Martell, de la misma congregación, lamentó lo sucedido en la página de la Fundación Cruz Blanca. “Durante la noche ha sufrido un atraco y su cuerpo ha aparecido en el despacho de la Casa Familiar, del que faltaban múltiples objetos y el dinero”, escribió.

Y añadió: “En varias ocasiones he escrito a los hermanos, haciendo referencia a la violencia que sufre el pueblo venezolano del que nuestros hermanos forman parte”.

Bedoya tenía apenas 35 años, era hijo de Olivia Bedoya, una mujer que lo adoptó cuando era pequeño al quedar huérfano de padre y madre.

Desde el barrio El Salvador, en Medellín, en donde reside, Olivia le pidió a la cancillería colombiana que le ayudara con el trámite de repatriación del cuerpo, para despedirlo y enterrarlo, pero como se trató de un asesinato es imposible traer el cadaver a Colombia hasta que finalice la investigación.

El misionero fue velado durante tres días y hoy, Jueves Santo, fue enterrado.

“Rogamos al buen Padre Dios para que acoja en su seno a nuestro hermano Diego y dé el consuelo a sus familiares, hermanos religiosos y amigos, que lloramos tan inesperada pérdida”, manifestó el hermano Martell.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO