Sobrevivió a 19 puñaladas

25 de enero del 2016

La atacó un hombre disfrazado de mendigo. Lo hizo para salvar a sus propios hijos.

Sobrevivió a 19 puñaladas

Desde hace 15 días Ivonne Maritza Borda se debate entre la vida y la muerte.

El pasado 11 de enero ingresó a la sala de urgencias del hospital San José, en el centro de Bogotá.

Su cuerpo tenía 19 heridas causadas con un cuchillo.

Un hombre de 20 años, disfrazado de habitante de calle, ingresó a su residencia, en el barrio Ricaurte, en el centro de la ciudad y allí, en la soledad de su humilde apartamento, la apuñaló sin piedad. Ese hombre, al parecer, tenía una orden que no pudo llevar a cabo: asesinarla.

Según lo narró la hermana de la víctima, el día del ataque Ivonne se encontraba dentro de su apartamento en compañía de su actual novio.

Cuando la pareja de Ivonne se marchó, un hombre vestido con ropas viejas, al parecer simulando ser un habitante de calle, ingresó al edificio, violó la cerradura de la puerta de la vivienda y entró a la casa de la mujer que se gana la vida vendiendo tintos en la plaza de la Mariposa, en San Victorino, también en el centro de Bogotá.

Según los vecinos de la víctima, el hombre que habría cometido el ataque había sido visto días antes merodeando en el sector.

Ivonne logró llegar a la puerta de su casa pero el sujeto la alcanzó en la las escaleras de madera que llegan a la calle. Lo que ocurrió después fue un brutal ataque contra Ivonne y la lucha de ella por salvar su vida. La mujer, según ‘Q’hubo’ Bogotá, utilizó sus brazos como escudo para proteger su rostro; por esta razón dichas extremidades recibieron varias de las heridas y según sus familiares, puede perder la movilidad en uno de ellos, ya que los tendones de este fueron destrozados.

El atacante trató de huir de la residencia pero no contó con la oportuna reacción de un vecino, quien al verlo salir de la casa y con el cuchillo en una de sus manos, logró detenerlo e inmovilizarlo hasta que la policía llegó al lugar.

Mientras esto ocurría, las fuerzas de Ivonne alcanzaron para llegar a la calle y caminar un par de metros antes de caer desplomada al pavimento bañada en sangre.

El hombre fue capturado e identificado como Jorge Mauricio Guayazán. Confesó la autoría del hecho y dijo, según lo conoció KienyKe.com, que alguien, de quien no reveló el nombre, le ordenó atacar a la vendedora de tintos bajo la amenaza de que si no lo hacía sus propios hijos estarían en peligro.

Ivonne, madre de tres hijos y abuela de un bebé, vivió artificialmente cuatro días. Hoy se encuentra en la sala de cuidados intensivos y su vida, por las heridas que recibió, sigue en peligro.

Los familiares de la mujer sospechan de alguien que sostuvo una relación con la víctima y que hace algún tiempo la amenazó de muerte.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO