Mujer confesó que ordenó violar y asesinar a su hija de nueve años

Mujer confesó que ordenó violar y asesinar a su hija de nueve años

15 de Septiembre del 2016

“Este homicidio es el más horroroso que he visto en mi carrera“, expresó Gorden Eden Jr, jefe de policía de Albuquerque, en Nuevo México, Estados Unidos, al referirse al repudiable acto de una mujerquien confesó que encargó violar y asesinar a su hija de nueve años.

Lea también: Así hallaron las fosas comunes en el Bronx

Luego de recibir una llamada telefónica de vecinos que aseguraban escuchar gritos en un apartamentolas autoridades encontraron una escena de terror el pasado 26 de agosto. El cuerpo descuartizado de la pequeña Victoria Martens. En ese momento comenzó la investigación para saber quién había sido el autor del despiadado acto

Además: Éste es el hombre que iban a matar en Bocagrande

Lo peor que alguien pueda imaginar (…) había sangre y partes del cuerpo por todo lado”, relata el diario Albuquerque Journal.

Le puede interesar: Edelvis Martínez: la cubana asesinada por ‘coyotes’ en Urabá

Lo que concluyeron fue escabroso. Michelle Martens, la madre de la menor, fue quien ordenó el crimen. Para lograr su horrible objetivo, contactó a dos personas:  Fabian Gonzales, su pareja, y prima de él, Jessica Kelley.

Según lo describen medios estadounidenses, con el fin de “calmarla” para abusar de ella, Gonzales y Kelley le inyectaron metanfetamina. Luego, la estrangularon y apuñalearon. Pero no todo acabó ahí. La pareja descuartizó y quemó su cuerpo.

¿Por qué encargó violar y asesinar a su hija?

Los tres fueron capturados y lo que declaró Michelle Martens en las últimas horas fue más sorprendente.

“La verdad, disfrute viéndolo”, dijo la mujer de 35 años a las autoridades.

El asesinato de la pequeña Victoria ha generado el repudio de la comunidad donde vivía. Ellos no pueden creer cómo alguien pudo arrebatarle su vida sin piedad.

Por eso, en redes sociales exigen justicia por el caso. Han realizado plantones, videos y diferentes homenajes. Todo con el fin de que el nombre de la niña no quede en la impunidad.

“Hemos evidenciado un total desprecio por la vida humana y la traición de una madre”, añadió el oficial de policía.