‘La Tremenda’ extorsionó a 30 hombres casados a través de las redes sociales

‘La Tremenda’ extorsionó a 30 hombres casados a través de las redes sociales

22 de agosto del 2014

La última víctima de alias ‘La Tremeda’ fue un reconocido publicista de 48 años. Este hombre, casado hace 22 años y con cuatro hijos, se contactó con la mujer hace más de tres meses mediante una página en la que mujeres y hombres buscan relacionarse con otras personas. ‘La Tremenda’ fue capturada la semana pasada por el delito de extorsión. Según las autoridades extorsionó, en promedio, a más de 30 hombres.

‘La Tremenda’, cuya identidad fue protegida por tratarse de una mujer cabeza de hogar, fue cobijada con medida de aseguramiento y se encuentra tras las rejas de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá. Esta mujer, según las autoridades, empezó a extorsionar hace un par de años. Notó que algunos hombres buscan relaciones extramaritales sin compromiso y comenzó a buscarlos a través de una reconocida página de búsqueda de pareja.

Esta mujer, de 47 años, amenazaba a sus compañeros sexuales con ventilar sus encuentros pasionales. A cada uno de ellos les pedía, en promedio, un millón de pesos para no dar conocer videos, fotografías, audios e historiales de las conversaciones que mantenían por chat con ella.

[soundcloud id=’164176891′]

Audio en el que se evidencia la extorsión de alias ‘la Tremenda’ a una de sus víctimas.

Uno de los investigadores dialogó con KienyKe.com y narró que ‘La Tremenda’, con sus casi cincuenta años, consiguió varios compañeros sexuales que terminaron siendo sus presas para la extorsión. “Ella escogía muy bien a sus víctimas. Desde su perfil en estas páginas para conseguir amigos y desde otros que creó en Facebook y otras redes sociales, chateaba con sus contactos y antes de intimar con ellos sabía quiénes eran, en qué trabajaban y más o menos cuánto ganaban”, indicó el investigador.

tapa La tremenda player

El ‘modus operandi’ de esta mujer era casi siempre el mismo: contactaba a hombres que superaran los 40 años y que no fueran tan exigentes a la hora de elegir mujeres para intimar. ‘La Tremenda’ no es una mujer especialmente atractiva.

Los hombres que la extorsionista buscaba tenían que tener, principalmente, dos características: un buen empleo y familia. Una familia para que sus víctimas se vieran presionadas a pagar las extorsiones, según las autoridades.

Después de recibir a sus víctimas en las redes sociales, ‘La Tremenda’ comenzaba a indagar por su posición social y sentimental de ellos. Cuando tenía una posible víctima iba al segundo paso: un encuentro personal e íntimo, según contó al Gaula una de las últimas víctimas.

Extorsionista sexo

Este es el momento en el que a ‘La Tremenda (izquierda) le leen los derechos como capturada por el delito de extorsión.

Cuando ‘La Tremenda’ se encontraba con sus víctimas llevaba consigo su celular con cámara, grabadora de video y de voz, las cuales activaba cuando la conversación tomaba un giro comprometedor.

La capturada medía la cantidad de encuentros de acuerdo con las pruebas que tenía. Si sumaba suficientes pruebas para embaucar a su víctima no volvía a verse son ellas. Cuando un primer encuentro no bastaba para acopiar pruebas comprometedoras, organizaba otro encuentro.

Extorsionista sexo

Según las investigaciones, en esta página para encontrar pareja fue donde alias ‘la Tremenda’ contactó a la mayoría de sus víctimas.

‘La Tremenda’, dependiendo el perfil de sus amantes, les pedía entre 500 mil y dos millones de pesos para no revelar ante sus familias, sus empresas y en las diferentes redes sociales, los videos, las fotos y los audios de sus encuentros íntimos.

Varias víctimas pagaron las exigencias de la mujer, que vivía en el municipio Soacha con sus dis hijos. ‘La Tremenda’ se llenó los bolsillos gracias a los encuentros sexuales que sostuvo con varios hombres. A sus víctimas les exigía que el dinero se lo hicieran llegar por medio de giros.

Según lo indicó el coronel Fabio López, comandante nacional del Gaula de la Policía, las investigaciones demostraron que la mujer, en el último mes, había reclamado aproximadamente 30 giros, cada uno por un valor promedio de un millón de pesos.