Intentó asesinar a su hija autista para liberarla de la enfermedad

Intentó asesinar a su hija autista para liberarla de la enfermedad

12 de Octubre del 2014

Aunque ella, Kelli Stapleton, le pidió perdón a sus hijos, a su esposo y a sus amigos, también le solicitó al juez que le diera una condena de 15 años, la misma edad que hoy tiene su hija Isabelle, a quien intentó asesinar, según lo confesó en el juicio, en medio de la desesperación que le producía ver los constantes ataques que sufría la niña a causa del autismo que padecía. 

El juez, al final de la audiencia, tomó la decisión de condenarla de 10 a 22 años de prisión. La fiscalía llegó a un acuerdo con la detenida y le imputó el delito de maltrato infantil y no el de intento de homicidio. Para la policía se trató de un fallido homicidio-suicidio.

Lea también: Hombre que se cree Dios asesinó a su hija de dos años

Según la prensa local, Stapleton, de 46 años, quien documentaba la crianza de su hija en un canal de Youtube, se declaró culpable y contó cómo llevó adelante el plan contra la integridad de su hija. La mujer confesó que en septiembre de 2013, y a bordo de su camioneta, llevó a Isabelle a una zona desolada en la región rural del norte de Michigan y luego de darle un somnífero cerró el automóvil y encendió dos parrillas de asador que había llevado consigo.

Kelli Stapleton

Kelli Stapleton tenía un visitado canal en YouTube donde documentaba la difícil crianza de su hija autista. 

La quema de las parrillas emiten monóxido de carbono, una sustancia que si se respira en cantidades importantes puede llegar a causar la muerte por envenenamiento. El objetivo aparente de Kelli era quitarle la vida a su hija y también la suya. Minutos después de haber puesto en marcha su plan las dos fueron halladas inconscientes, pero con vida, dentro del vehículo y trasladadas a un centro asistencial. “Decidí tomar a Issy y ponerla a salvo en los brazos de Jesús,”, dijo la mujer en el juicio.

Lea también: El pediatra acusado de abusar de niños en dos continentes

Isabelle, a causa de la intoxicación, quedó en coma por cuatro días y sufrió daño cerebral. Según partes médicos, actualmente la niña está casi del todo recuperada, aún sufre de pérdida de memoria y problemas de equilibrio. “Pasaré cada momento de cada día en angustia por mis acciones y en gratitud por el milagro que trajo a Issy de vuelta”, dijo Stapleton en referencia a su hija, según El Nuevo Herald.

Según la sentencia emitida por el juez del circuito James Batzer, la acusada no podrá solicitar libertad condicional antes de cumplir 10 años tras las rejas. También indicó el juez que la máxima condena que se le impondrá a Stapleton será no superior a los 22 años.

Kelli Stapleton

La mujer confesó, aceptó los cargos, solicitó ser condenada por 15 años y rechazó ser catalogada como demente para su defensa.

El juez Batzer, ante las versiones que indicaban no creer en en el intento de suicidio de la madre, rechazó aquellas acusaciones e indicó por el contrario que la mujer puede llegar a tener una enfermedad mental, aunque ella decidió no argumentar demencia para defenderse, aunque la psiquiatra forense Carole Lieberman examinó a Stapleton en julio, y declaró que la mujer, al momento de los hechos, estaba sufriendo de estrés y los trastornos bipolares postraumáticos, que la catalogaban como legalmente demente.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=sjCwRPfh9nE&index=3&list=UUjc7mEwpu63zxG42pbMYHTw[/youtube]