‘Mula’ colombiana muere en la habitación 115 en Cancún

‘Mula’ colombiana muere en la habitación 115 en Cancún

11 de febrero del 2016

Eiden L.G., una colombiana de 39 años, llegó en la tarde de este miércoles a la ciudad de Cancún en México. Viajó con su hija Carolina, una joven de 21 años. Provenían de Colombia y al parecer viajaban en plan de turistas a la paradisíaca ciudad.

Lea también: Tenía seis meses de viuda y la asesinaron.

Al salir del aeropuerto internacional de Cancún abordaron con algo de afán, pero sin despertar sospechas, un taxi que las dirigió al Hotel Internacional, ubicado en la avenida Uxmal, en el centro de la ciudad.

Además: Un fantasma lo salvó de una muerte atroz.

Al paso de las horas Eiden empezó a sentir molestias en el estómago. Ella sabía que tendría que expulsar pronto las cápsulas de cocaína que había consumido en su país y con las que logró pasar los controles del aeropuerto ElDorado de Bogotá y también el de Cancún.

Lea aquí: Caín y Abel: dos hermanos enfrentados en la cocina de una casa.

Carolina, por solicitud de su madre, salió de hotel sobre las 9:00 de la noche en busca de una droguería. Necesitaba con urgencia un laxante porque Eiden no soportaba el dolor que sentía al interior de su cuerpo.

Al parecer Eiden no sabía que al menos una de las cápsulas que había ingerido había estallado dentro de su organismo.

Cuando Carolina regresó al hotel, en la habitación 115, donde se habían hospedado, encontró una tragedia. Eiden yacía en el suelo del baño de la habitación.

Según los medios locales, la causa de la muerte de Eiden L.G., fue un paro cardiorespiratorio originado por la intoxicación que le produjo la cantidad de droga que su cuerpo absorbió.

La hija de la víctima fue quien en medio de su dolor le contó a las autoridades qué había causado la muerte de su mamá. Confesó que Eiden, antes de salir de Colombia, había llenado su estómago con cápsulas llenas de cocaína.

Ahora el miedo de la joven es que los dueños de la droga busquen la manera de cobrar la mercancía que se perdió tras la muerte de la colombiana.