Niña de 16 años mató, decapitó y cercenó a su compañera de clases

Niña de 16 años mató, decapitó y cercenó a su compañera de clases

17 de agosto del 2014

Según la agencia de noticias AFP, la joven de 16 años que asesinó a su compañera de clases declaró ante las autoridades que mató a Aiwa Matsuo, porque “Quería matar a alguien… para ver cómo era”.

La joven asesina, según lo citan diarios locales basados en fuentes policiales, confesó haber golpeado, decapitado,estrangulado a Matsuo, de 15 años. También reportaron los diarios que la adolescente le quitó la mano derecha a su víctima.

El cadáver de la menor fue hallado por la policía en el departamento de la asesina, quien vivía sola. El hecho ocurrió a finales del mes pasado en la ciudad de Sasebo, oeste de Japón.

El pasado viernes 25 de julio Matsuo salió de su casa para ir a visitar a una amiga suya, así lo declararon  los padres de la menor a las autoridades, en horas de la noche de ese mismo día, al ver que su hija  no llegaba al hogar.

Aiwa Matsuo

El crimen de Aiwa Matsuo conmocionó el país nipón. La menor fue enterrada en su ciudad natal dos días después de haber sido hallada sin vida.

Dos días después de la desaparición de Aiwa y tras un rastreo que llevó a cabo la policía local, la menor fue hallada en la habitación de su compañera de 16 años, quien no fue identificada por ser menor de edad. Según el portal MSN,  el cuerpo de la desaparecida estaba desmembrado sobre la cama de la joven culpable.

AFP informó que uno de los investigadores reveló que la niña asesina utilizó una cuerda para estrangular a su compañera de clases y que luego de haberla matado procedió a cortarle la cabeza y una de sus manos. Por su parte Sports Nippon, informó que en la confesión que dio la implicada en el hecho, ella lo que buscaba era disecar su cuerpo. El pecho de Matsuo estaba abierto. Las autoridades japonesas encontraron en el apartamento donde se halló el cadáver herramientas tales como martillos y sierras, con los que al parecer se cometió el escabroso crimen.

La joven asesina, al parecer, sufría de depresión. Según el periodico Yomiuri, la madre de la menor había muerto de cáncer el año pasado, fecha desde la cual empezó a vivir sola. También reporta la prensa local que la menor implicada en los hechos había sido víctima de ataques y burlas de sus compañeros de clase.