Inquietudes y polémicas sobre las pistolas Taser

Inquietudes y polémicas sobre las pistolas Taser

25 de julio del 2014

La policía de vigilancia de Bogotá ya está en la calle con más de 100 armas Taser para contrarrestar, según la institución, el alto grado de exaltación de las personas y así evitar que le hagan daño a otros ciudadanos o a los uniformados que atienden los casos, especialmente en riñas.

Estas armas ya habían sido empleadas en Colombia por grupos especiales de las Fuerzas Armadas y no se conocen detalles de su utilización. Según afirma Amnistía Internacional en su informa anual 2013, desde el año 2001 al 2012 se han presentado 450 casos de muertes por el uso de estas armas que, en principio, son calificadas como “no letales”.

Por su parte la Asociación Estadounidense del Corazón publicó en mayo de 2012 un informe con pruebas científicas, revisado por expertos, en el cual dan cuenta de que estos dispositivos electrónicos podrían causar paro cardíaco y muerte.

Entre la documentación analizada por la asociación estadounidense, según el informe de Amnistía Internacional, había informes de autopsias, expedientes médicos y datos policiales de ocho casos en los que las personas habían quedado inconscientes tras recibir descargas de una Taser X26, la misma arma electrónica que está utilizando la policía de Bogotá.

La policía de Bogotá, alega que estos dispositivos no generan ningún tipo de peligro. El mismo Comandante, General Humberto Guatibonza, aseguró que los Taser se pueden utilizar, incluso, en mujeres embarazadas.

Una gran parte de la ciudadanía dice sentirse atemorizada por el efecto que estas armas puedan causar en aquel que reciba las descargas. Según especialistas en medicina si ésta supera los 40 o 50 miliamperios alteraría el ritmo del corazón provocando complicaciones instantáneas que pondrían en riesgo la vida de quien reciba el corrientazo.

Las armas electrónicas con las cuales fue dotada la policía bogotana tienen, según el sargento mayor (r) Héctor Lizarazo, representante de la marca en Colombia, solo 1,2 miliamperios, lo que al parecer no sería perjudicial para la salud.

Kienyke.com dialogó con el comandante de la Policía de la Policía de Bogotá, quién respondió algunas inquietudes respecto al uso de estas armas por parte de la institución.

tapa policia bien

¿A qué uniformados se les va a entregar este tipo de armas?

Estos dispositivos electrónicos los van a portar policiales de los cuadrantes que prestan vigilancia en Bogotá. Estos uniformados están debidamente preparados y capacitados para accionarlos cuando se requiera.

¿Qué tipo de preparación tienen los policías que portarán el Taser?

Los uniformados que portarán este dispositivo tuvieron 20 horas de preparación e instrucción, donde los conocieron y aprendieron su funcionamiento, el cómo se aplica, en medir las consecuencias que pueden generar y en la correcta utilización.

¿Hay protocolos o lineamientos para el uso de los Taser?

Claro que sí. Hay protocolos de uso para este tipo de dispositivos electrónicos y los policias que fueron capacitados los conocen para guiarse con ellos en el uso del Taser.

¿A qué tipo de peligros se expone una persona que sea neutralizada con los Taser?

A ninguno. Es mucho más peligrosa una puñalada. Porque el Taser lo que hace es atacar el sistema nervioso motor. Es un dispositivo que nos ayudará en evitar más heridos y muertos.

¿Es mejor utilizar el Taser que la tonfa?

Claro que sí. Porque la utilización de la tonfa puede causar más daño, ya que son golpes contundentes y las Taser es un pequeño corrientazo que reduce a las personas cuando están muy exitada y pueden causar problema al orden público. Además el Taser va a remplazar el uso de la fuerza.

¿En que situaciones se va utilizar este dispositivo?

Es para casos especiales. Por ejemplo se utilizaría para cuando una persona está en un alto grado de excitación o con un arma blanca en su poder y puede herir a otro o herirse a si mismo y no hay otra forma de controlarlo. Es para neutralizar. No se va a utilizar en requisas ni en situaciones que no sea necesaria la utilización de la fuerza.