Por la fuga de Alexander Urrego se pagaron mil millones de pesos

Por la fuga de Alexander Urrego se pagaron mil millones de pesos

10 de Noviembre del 2015

En medio de una sonrisa irónica, Alexander Urrego, el hombre que hace dos años a sangre y fuego se les voló a funcionarios del Inpec de un centro médico, en el sur de Bogotá, y que fue recapturado él pasado domingo, le envió un mensaje ‘amenazante’ a sus delatores. “Dios bendiga al informante que me entregó”, fueron las únicas palabras que Urrego expresó.

Lea también: Confesiones de un asesino de las ‘casas de pique’ de Buenaventura.

Alexander Urrego, por quien la policía tenía una recompensa de hasta 30 millones de pesos por su recaptura, fue atrapado en el puente aéreo del aeropuerto ElDorado, en Bogotá, cuando pretendía viajar a la ciudad de Pasto, al parecer, para luego cruzar la frontera al vecino país del Ecuador.

Según lo indicó el comandante de la Sijin, el coronel Javier Barrera, Urrego, después de la cinematográfica fuga, estuvo escondido tres meses en un apartamento en Bogotá, para luego huir, hacia Bolivia, donde se quedó siete meses.

Lea también: Cae la mujer de las 14 identidades.

Después de Bolivia, también se movilizó por Perú y Ecuador, a donde, según las autoridades, tenía contacto con narcotraficantes.

También indicó la Sijin, que este hombre sobre el que pesan tres condenas por homicidio tenía una cédula de ciudadanía original, pero con datos falsos.

Lea también: Las prostitutas que secuestraban y robaban a sus clientes.

Al parecer, alguien dentro de la Registraduría habría colaborado con este hombre para obtener el documento a nombre de  John Jairo Veláquez, así lo dejo entre ver el alto oficial.

La policía confirmó que para lograr la recaptura de este hombre colaboraron tres personas, a quienes se les pagará la recompensa ofrecida por las autoridades.

El coronel Barrera indicó que Urrego fue liberado por un comando armado al servicio del abatido Martín Farfán, alias Pijarvey, quien habría pagado mil millones de pesos por la fuga de Urrego,  al parecer pagándole un favor al reo detenido.

Las investigaciones determinaron que Urrego viajó más de ocho veces al extrajero y que exporadicamente regresaba a Colombia a visitar a su familia. Todo lo hacía con documentos falsos pero originales.

Urrego fue trasladado a una celda de alta seguridad de la cárcel La Picota, en Bogotá. Deberá responder, a parte de la condena por homicidio que tiene en curso, por los delitos de fuga de presos, tentativa de homicidio durante la huida y falsedad de documento público.