¿Por qué Márquez, Santrich y El Paisa se rearmaron?

29 de agosto del 2019

El mensaje de los reincidentes dejó dudas sobre el futuro del proceso de paz en Colombia.

¿Por qué Márquez, Santrich y El Paisa se rearmaron?

Foto: EFE/FARC-EP

Iván Márquez, Jesús Santrich y El Paisa dejaron paralizado al país con el anuncio de que retomarán las armas y conformarán una nueva guerrilla. Argumentaron que la decisión responde “a la traición del Estado” en la implementación del Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc, en 2016.

Escuche las noticias más importantes del día:

El mensaje de los reincidentes dejó dudas sobre el futuro del proceso de paz en Colombia.

A través de un video que circula en redes sociales, Márquez, como vocero del nuevo grupo armado, mencionó que ha comenzado “una segunda Marquetalia, bajo el amparo del derecho universal que asiste a los pueblos del mundo a levantarse en armas en contra de la opresión”.

Indicó que buscarán alianzas con el Eln, que el país conocerá su nueva modalidad operativa y estratégica y que solo responderán a la ofensiva. Márquez dijo además que no tendrán como enemigo “a las Fuerzas Armadas sino a las cúpulas corruptas del país”.

“No vamos a seguir matándonos entre hermanos de clase para que una oligarquía descarada continúe manipulando nuestro destino y enriqueciéndose cada vez más a costa de la pobreza pública y los dividendos de la guerra”, señaló.

Situación de los rearmados

Iván Márquez desapareció del mapa hace más de un año. Sin embargo, en varias ocasiones, se difundieron comunicados con su firma, en los que expresaba disgusto por los incumplimientos por parte del Gobierno Nacional y los ataques en contra de Venezuela.

Márquez, cuyo nombre real es Luciano Marín, hace parte de las Farc desde 1977. Fue uno de los máximos líderes: comandó el Bloque Caribe. Tras el llamado de paz, participó en la mesa de negociaciones por cuatro años en La Habana, Cuba.

El guerrillero tenía un puesto asegurado en el Congreso de la República pero no se posesionó. Por esa razón, perdió su investidura como senador.

Foto: Andrés Lozano – KienyKe

Seuxis Pausias Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, ha estado en la mira de la justicia desde que en abril del año pasado fue capturado por, presuntamente, haber defraudado al país con actos de narcotráfico.

Según las autoridades, Santrich contribuyó al envío de 10 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos después de diciembre de 2016, posterior a la firma del Acuerdo de Paz. Por esa razón, fue pedido en extradición, para ser procesado bajo la justicia ordinaria y no la transicional.

En mayo de este año fue dejado en libertad, pero a los pocos segundos fue recapturado porque, según la Fiscalía General (en cabeza de Néstor Humberto Martínez), “habían nuevas pruebas que lo incriminaban”.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia lo dejó libre y se posesionó como representante a la Cámara por el partido Farc a pesar de las críticas.

La última vez que se le vio fue el sábado 29 de junio en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, ubicado en el departamento del Cesar. La Unidad Nacional de Protección (UNP) informó que había abandonado el sistema de seguridad asignado.

Desde el 9 de julio fue considerado como prófugo de la justicia. La Corte Suprema emitió una orden de captura por no haber llegado a la cita que tenía para responder por los señalamientos de narcotráfico.

El pasado 22 de agosto la Interpol hizo pública la circular roja emitida en su contra.

Santrich se vinculó a las Farc desde los 21 años. Por su gestión, llegó a ser parte de la cúpula del grupo armado. También participó en las negociaciones con el Gobierno.

El verdadero nombre de alias El Paisa es Hernán Darío Velásquez. Desde que ingresó a las Farc ha sido considerado como uno de los combatientes “más sanguinarios”; estuvo al frente de varios de los crímenes cometidos. Comandó la columna Teófilo Forero de esa guerrilla.

Su rastro se perdió desde agosto de 2018 y desde ese momento las autoridades están tras su pista.

Este jueves 29 de agosto, la JEP inició el proceso para que Márquez, Santrich, El Paisa y demás personas que se rearmaron, sean expulsadas y pierdan los beneficios de la justicia transicional.

¿Rearmarse es la salida?

En diálogo con KienyKe.com, el abogado Fernando Vargas, director del Comité Nacional de Víctimas de la Guerrilla, dijo que “la desmovilización de las Farc fue un mito” y que no hubo un verdadero proceso de entrega de armas.

“Ellos no se desmovilizaron realmente. Hicieron tránsito a una etapa miliciana, donde siguieron controlando varios territorios”, mencionó.

Vargas agregó que los acuerdos llevaron al país a unas “dimensiones costosas para la justicia y a la premiación de los crímenes”.

“Lo que está buscando Márquez, Santrich y El Paisa es presionar, con actos terroristas, que se cumpla lo que por vía política se les enredó”, manifestó.

Para el abogado, la reincidencia de estas personas va a incrementar el número de asesinatos, extorsiones y secuestros en el país.

“Es un instrumento político de violencia que les ayuda a destruir y atentar contra la estructura social. Hay una capacidad muy alta para que le hagan daño a Colombia”, aseguró.

Alejandro Restrepo, de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), le dijo a KienyKe.com que estas personas reincidieron porque sienten que el Gobierno les incumplió en proteger la vida e integridad de los excombatientes que se acogieron al Acuerdo.

“No solo ven falencias en puntos como la participación política o la Reforma Rural Integral. Han asesinado a más de 130 exguerrilleros. Las muertes han sido uno de los peores incumplimientos”, resaltó.

También opinó que otra de las motivaciones para volver a las armas es la falta de garantías jurídicas y señaló que hay divisiones dentro de la mismas Farc.

Restrepo coincidió en que los crímenes aumentarán y más en estas épocas electorales.

“El rearme de estas personas posiblemente tendrá incidencia en las elecciones regionales y locales. Desde Pares consideramos que es un error que ellos hayan regresado a la violencia como mecanismo político”, manifestó.

Por último, señaló que el Estado debe crear acciones que garanticen que este fenómeno no crezca e implementar el Acuerdo de Paz para cumplirle a los excombatientes en materia de reincorporación y a la sociedad.

¿Qué opinan los colombianos sobre el pronunciamiento de Iván Márquez?

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO