¿Por qué un juez negó el informe de Pizano como prueba?

captura de video canal uno

¿Por qué un juez negó el informe de Pizano como prueba?

13 de febrero del 2019

A pesar de las insistencias de un delegado de la Fiscalía, un juez de conocimiento de Bogotá dio un ‘no’ rotundo para admitir como prueba un informe presentado por el fallecido controller de la Ruta del Sol II, Jorge Enrique Pizano, en el proceso contra el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, investigado por el escándalo de corrupción de Odebrecht.

El delegado del ente investigador, Juan Delgado, afirmó que estas pruebas, presentadas por el vicepresidente contralor del Grupo Aval, Rafael Neira ante la Fiscalía serían “reveladoras”, porque darían cuenta de las inconsistencias que detectó Pizano en el consorcio constructor y que por esa razón, deberían ser incluidas en el caso.

Argumentó que este documento era pertinente porque, entre otras cosas, se puede estudiar la ilegalidad y la violación de los principios contractuales afectados desde el consorcio constructor y estarían probadas el tipo de “maniobras” utilizadas con las cuales se logró un “objetivo ilícito adicional”, al saber que la ANI suscribió los otrosí para que el consorcio se quedara con la adición de la vía Ocaña – Gamarra, así como el mejoramiento de las condiciones contractuales y económicas, la agilización de los trámites y la ampliación del términos “como parte del trato ilegal”.

Dijo que este informe evidencia que la institución que estaba en cabeza de Luis Fernando Andrade “es responsable de no adoptar mecanismos de control suficientes que hubiesen evitado la ocurrencia de los ilícitos” y de evitar que la adición del tramo se hiciera por licitación pública, “afectando la libre competencia”.

“Fue una decisión de un trámite irregular, porque la adición de Ocarra – Gamarra debió hacerse a través de un proceso de licitación pública, para que compitieran todos los posibles contratistas en este tipo de obras”, dijo.

“De esta manera este documento es pertinente porque hace el estudio completo a nivel administrativo de todo el procedimiento contractual y de los principios violados, incluyendo el de planeación y selección objetiva”, insistió.

Lo que alertó a Pizano

En la diligencia, la Fiscalía mencionó que en el documento entregado por Jorge Enrique Pizano se alertaba sobre unos proveedores que no habían cumplido con el mecanismo de transparencia requerido (Sarlaft) y por tal motivo eran “contratistas irregulares”, lo que según Delgado, suscitó a una situación “particular y escandalosa”. Además, señaló que al ver estas irregularidades, el excontroller remitió este no cumplimiento del sistema de calidad al área correspondiente y que allí “prendió las alarmas”.

Resaltó que en un segundo informe presentado en agosto del 2015, Pizano manifestó que ya no existían esas irregularidades que había identificado en junio del mismo año. “Al hacer la comparación de los dos informes hechos por la misma persona, notamos que lo que él identificó en junio del 2015 había quedado resuelto para agosto del 2015. En ese sentido tales irregularidades en junio no pueden seguir desapercibidas en este procedimiento. Vamos a seguir en la indagación”, sostuvo.

Por su parte, la defensa de Andrade aseguró no saber cuál era el verdadero interés de la Fiscalía para que esa prueba fuera incluida y la calificó como “impertinente” y “grave”, porque según dijo “la aspiración a futuro es que las decisiones administrativas allanen toda razonabilidad y argumentación para decidir quien es responsable”.

Finalmente, el juez del caso rechazó la petición de incluir el informe de Pizano como prueba en el proceso adelantado contra Andrade y el litigio seguirá el próximo 8 de mayo.