Fiscalía revela nuevas pruebas contra corruptos en la JEP

5 de marzo del 2019

Las grabaciones fueron obtenidas por un infiltrado de la DEA.

Imputación cargos Carlos Bermeo Luis Alberto Gil

En medio de la diligencia de solicitud de medida de aseguramiento que incurre en contra de los cinco imputados por el presunto caso de corrupción en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la Fiscalía General presentó dos nuevas pruebas que evidenciarían cómo se pactó el negocio ilegal para frenar el proceso de extradición de Jesús Santrich.

Escuche detalles de la audiencia:

Durante la audiencia, la Fiscalía mostró dos audios y un video en los que se conocen nuevos detalles del supuesto soborno. En el primer video que rodó el ente investigador, aparecía Orlando Villamizar y un hombre con acento mexicano (que no fue identificado), quienes discutían sobre la entrega del dinero.

Según la Fiscalía, Orlando hace referencia en los audios a una persona que está esperando en el parqueadero, quien sería Yamit Prieto, que es conductor de Luis Alberto Gil. Así mismo, Villamizar hace referencia a al fiscal de la JEP, Carlos Bermeo diciendo que no trabaja con él, pero sí para ellos, así como acuerdan el envío de inmediato de 500 mil dólares para el exfiscal del componente especial de paz.

Posteriormente, el hombre de acento mexicano, al que la Fiscalía no identifica públicamente, le dice que solo necesita tres meses más, 90 días. “Acuérdese que han pasado dos eventos muy significativos, la carta es una, que nos ayudó y que el hombre que está en Nueva York ya se jodió, ahora falta la segunda parte, no necesito sino noventa días y no es más”, aseguró el hombre incógnito; refiriéndose, según el ente acusador, al proceso de extradición de Santrich.

Para la solicitud de ese tiempo, se acordó una suma de 500 mil dólares. Sin embargo, después fue rechazada esa suma, según la Fiscalía por solicitud del exsenador Gil, y se propone la suma de dos millones de dólares para alargar el tiempo en que Santrich permanecerá detenido en Colombia, pero según el ente acusador esta sería solo una parte, ya que la suma total sería de 10 millones de dólares.

Luego, la Fiscalía presentó como prueba una conversación en el Hotel Marriot de Bogotá, en la que se escucha una conversación entre el exsenador Luis Alberto Gil, “la fuente, el encubierto de la DEA” y Carlos Julián Bermeo, quien según la Fiscalía, llega a los pocos minutos al encuentro.

En un primer momento, en el audio se escucha a Bermeo Casas hablar sobre una discoteca que es de su propiedad en Roma, Italia, y se escuchó que una persona cercana a él, identificada como Alexander Toro, recibiría los 120 kilos de cocaína.

Luego, el interlocutor le pregunta que cuál sería el mecanismo que se utilizará para frenar el proceso de extradición de Jesús Santrich, a lo que él responde que tiene la posibilidad de retrasar el proceso y pedirle una prórroga a uno de los magistrados del tribunal especial.

“Santrich quedó feliz y la verdad eso está saliendo muy bien”, dice el fiscal traduciendo lo que dice en el audio que no se alcanza a entender. Seguido a esto, la Fiscalía presentó de nuevo como prueba el video en el que se ve a Bermeo recibiendo el fajo de billetes y se lo mete a su chaqueta.

En esta audiencia no se definió la medida de aseguramiento contra los acusados, como estaba previsto. La juez del caso decidió suspender la diligencia y la programó para este miércoles a las 8 am.

La imputación

Los delitos imputados a los cinco capturados son: concierto para delinquir agravado, en concurso heterogéneo con el delito de cohecho propio y tráfico de influencias de servidor público. Además, Bermeo fue imputado de concierto para delinquir agravado con fines de tráfico de estupefacientes, por intentar enviar, aparentemente 150 kilos de cocaína a Roma, Italia. Ninguno de los judicializados aceptó los cargos.

Según la Fiscalía, Bermeo tiene el delito de cohecho propio y de terceros, imputado a Luis A. Gil, Luis Orlando Villamizar, Yamit Alejandro Prieto y Maria Cristina, porque “ofreció el 1 de marzo de 2019, en reunión grabada por agente encubierto, retardar órdenes de Policía Judicial, solicitar prórrogas a magistrados de la JEP y devolución de documentos enviados por una agencia de investigación extranjera en el caso de Jesús Santrich”, afirmó el fiscal durante la audiencia.

Gil y Gamboa “fueron aprendidos por funcionarios del CTI cuando exigían el pago de más de dos millones de dólares por los servicios de la organización, que incluían el pago de al menos 500 mil dólares a Bermeo. Recibieron 40.000 entregados a Bermeo en presencia de Gil Castillo y 460 mil recibidos por Orlando Villamizar y Yamit Prieto”, afirmó la Fiscalía.

Concierto para delinquir tiene una pena de 96 a 216 meses u ocho a diez meses con multa de 700 a 30 mil salarios mínimos legales vigentes. Bermeo, acusado como autor, la pena irá de 80 a 144 meses de prisión, multa de 66.66 a 150 salarios mínimos e inhabilitación de 80 a 144 meses.

Deportes Tolima vs Atlético Paranaense

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO