Luka Magnotta: así está hoy el despiadado asesino canadiense

13 de enero del 2020

¿Cómo se puede analizar su comportamiento? KienyKe.com habló con un experto.

Luka Magnotta: así está hoy el despiadado asesino canadiense

Aterrador, escalofriante, cruel e inquietante. Así han calificado los espectadores al popular documental de Netflix: “No te metas con los gatos”, el cual narra la macabra historia de Luka Magnotta, el despiadado asesino canadiense que publicó videos de sus crímenes en Internet.

El producto audiovisual, que cuenta quién es Magnotta y cómo fue el proceso para capturarlo, ha despertado el interés de cientos de internautas que desean conocer cómo es actualmente la vida del también llamado “el descuartizador”.

KienyKe.com le cuenta todos los detalles del estremecedor caso que se convirtió en uno de los procesos judiciales más mediáticos de Canadá.

¿Quién es Magnotta y qué hizo?

Luka Rocco Magnotta nació en Ontario (Canadá) en 1982. Durante su juventud, hizo carrera como modelo e intentó incursionar en el mundo de la actuación. No lo logró.

Aunque debutó como actor para películas pornográficas homosexuales, nunca tuvo éxito en la industria. También trabajó como escort y ofreció sus servicios en Internet.

Su vanidad y desesperación por alcanzar la fama lo hicieron crear cientos de perfiles falsos en Facebook e inventar rumores de que tenía relaciones con otras celebridades. Su fin era crear polémica y acaparar la atención de la opinión pública.

Alcanzó este objetivo de la forma más macabra. Su nombre comenzó a aparecer en importantes medios de comunicación no por ser un gran artista sino por ser el principal sospechoso de asesinato.

El prontuario criminal de Magnotta comenzó en 2010, cuando publicó en YouTube un video titulado:“1 boy 2 kittens” (un joven, dos gatitos), el cual, al principio, parecía ser tierno e inofensivo.

Magnotta sale con la cara tapada, fumando un cigarrillo y acariciando a dos pequeños gatos. Después, muestra una bolsa, mete a los animales y los ahoga utilizando una aspiradora.

Las imágenes se volvieron virales y generaron la conmoción de varios usuarios de la red. Algunas personas pasaron de la indignación a la acción. Analizaron de manera rigurosa los elementos de la escena del crimen e iniciaron una cacería para atrapar al responsable. 

Meses después, Magnotta colgó otras grabaciones en las que se le ve matando a otros dos pequeños felinos. A uno lo ahogó en una bañera y al otro lo utilizó como alimento de una pitón. 

En 2012 ocurrió lo peor. Magnotta, en su sed de sangre, asesinó y descuartizó a Jun Lin, un hombre de 33 años que estudiaba en la Universidad Concordia de Montreal.

El sujeto abandonó la cabeza y el torso de la víctima en la basura y los pies los envió por correo a las sedes de dos partidos políticos de ese país.

Magnotta grabó el asesinato de Lin y lo publicó en Internet bajo el nombre: “1 lunatic, 1 ice pick” (1 lunático 1 picahielo). En el video se ve al joven drogado, desnudo y atado a una cama. El asesino lo apuñaló con un destornillador, después lo desmembró y jugó con partes de su cuerpo.

La grabación despertó la preocupación de las autoridades, quienes emitieron una orden de captura internacional en su contra. Fue detenido un mes después en un café Internet de Alemania, mientras buscaba su fotografía en la página de la Interpol.

Magnotta jamás aceptó su responsabilidad y aseguró que era obligado a hacer estos actos por una persona llamada “Manny”.

El “descuartizador canadiense” fue condenado en 2014 a cadena perpetua por asesinato primer grado y cometer indignidad contra un cuerpo.

Actualmente tiene 37 años y permanece recluido en una cárcel de Quebec. Su nombre se volvió a escuchar en 2015 cuando publicó en la web que buscaba pareja. En 2017, se casó con Anthony Jolí, un preso señalado de homicidio.

Se dice que su vida en prisión no es precisamente un infierno, pues recibe visitas de varios “fans” y logró lo que más quería: ser reconocido por el mundo.

¿Qué se puede analizar de su comportamiento?

Mauricio Aponte, experto en psiquiatría, le dijo a KienyKe.com que Luka Magnotta se puede definir como una persona que padece una conducta sociopática.

“Es un rasgo importante la crueldad ejercida con cierto gusto hacia los animales. Es un antecedente de escalamiento de conductas crueles en relación con otros seres vivos, como fue el caso del joven que asesinó”, mencionó.

Aponte mencionó que los datos que brinda el documental sobre la infancia de Magnotta permiten establecer que, posiblemente, sufrió una historia de fragilidad infantil, soledad, acoso, abuso y maltrato. 

“Puede que sea un chico que tuvo fuertes expectativas de ser reconocido, pero que en la realidad comienza a vivir rechazo y frustración acumulada. Esto se vuelve un gran motivador para el crimen”, señaló.

Otro aspecto interesante para el experto es que Luka Magnotta se muestra como un ser excesivamente vanidoso, que construye su imagen a partir de iconos cinematográficos.

“Su identidad es a partir de personajes de películas que tienen elementos de violencia y sexualidad. Esto redondearía la construcción de un ‘sí mismo’ cruel lleno de narcisismo”, explicó.

Aponte dijo que Magnotta podría ser un sujeto que tiene una gran distorsión de la realidad, pues “su mundo real es a la vez su mundo intrapsíquico”.

“En él hay un elemento psicótico muy particular, es como si no tuviera una diferenciación entre el mundo interno y el real. El ‘Manny’ que se inventa, además de ser una justificación posible, puede ser un componente de su psiquismo, como una especie de alter-ego cruel que le lleva a cometer actos crueles y funciona como una disociación de su propia personalidad”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO