Fernando Marín en el caso carrusel de la contratación

Fernando Marín en el caso carrusel de la contratación

9 de febrero del 2019

Después de que la Fiscalía General de la Nación notificara del seguimiento al dinero perdido en uno de los mayores desfalcos de Bogotá por la contratación ilícita en la alcaldía de Samuel Moreno, el empresario Fernando Marín Valencia terminó involucrado en este caso.

Si bien algunos de los implicados en el llamado ‘carrusel de la contratación‘ ya están condenados y hasta disfrutando de casa por cárcel como Guido y Miguel Nule, otros apenas aparecen en el radar de la justicia colombiana. Al parecer por ayudar a Samuel Moreno y su hermano Iván Moreno, a sacar el dinero de los bogotanos al exterior.

Según la Fiscalía gran parte de los recursos multimillonarios relacionados con los sobornos y anticipos de las obras en la capital terminaron fuera del país. En una operación “sofisticada” de lavado de activos encabeza por Marín y según el ente acusatorio con “ayuda de firmas de abogados de los Estados Unidos, tenía por objeto la constitución de sociedades para la adquisición de inmuebles en la Florida, así como también la inversión en un importante proyecto inmobiliario en Miami“.

En las movidas ilegales de estas finanzas se logró identificar a la sociedad y el proyecto inmobiliario en el cual habrían invertido recursos provenientes del carrusel de la contratación y cuyo monto comercial es de 56 millones de dólares, en pesos colombianos 168 mil millones.

El empresario “lavador” de dineros

Fernando Marín Valencia es un constructor de 64 años que desde temprana edad junto a sus hermanos comenzó a trabajar en proyectos del departamento de Santander y después en todo el país con su empresa Grama Construction.

Se empezó a inmiscuir en la política al inicio del milenio, sin embargo solo asumió cargos diplomáticos. El primero fue terminando la presidencia de Andrés Pastrana como embajador de Malasia en el año 2002. Cuando Álvaro Uribe llegó a la Casa de Nariño ese mismo año, decidió prolongar su paso por el continente asiático.

En su regreso a Colombia, Marín llegó con expectativas altas para emprender nuevos proyectos de la mano de la constructora que dejó en las manos de sus hermanos años atrás. Pero Uribe en el 2006, le pidió que se fuera a Caracas como embajador de Colombia ante Venezuela.

Así fue y este arquitecto duró en el cargo cuatro años, hasta el 2009. De su paso por Venezuela se conoce que llegó a ser muy cercano a la familia de Hugo Chávez, se comentaba de las visitas a los hermanos y padres del exgobernante venezolano.

En su hoja de vida también se encuentra su vinculo con la constructora santandereana Marval, la cual ayudó a crear en 1976 dos años antes de que finalizara sus estudios como ingeniero civil. Pero esta empresa, luego del comunicado de la Fiscalía donde involucra a Marín, manifestó que desde el 2004 el ingeniero no tiene participación allí.

Y agregó que la empresa “tiene la plena confianza en que el señor Fernando Marín Valencia demostrará que no participó en los hechos por los cuales es investigado”.

La investigación de la Fiscalía identificó que Marín fue un facilitador para sacar el dinero ilícito de los Moreno. “Habría tenido como papel recibir los dineros ilícitos en Colombia para posteriormente trasladarlos a través del sistema financiero hacía los Estados Unidos”, aseveró la entidad.

Asimismo informó que el próximo 13 de marzo se realizará la audiencia de imputación de cargos por el delito de lavado de activos en contra de Marín Valencia, la cual fue programada por el centro de servicios de Paloquemao.