Rafael Márquez fue vinculado con narcotráfico en México

Rafael Márquez fue vinculado con narcotráfico en México

10 de agosto del 2017

Estados Unidos sancionó al futbolista mexicano Rafael Márquez por estar relacionado con la red del narcotraficante Raúl Flores.

El excapitán de la selección mexicana está incluido en la lista que publicó la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC), sobre las personas que tenían vínculos con un red de narcotráfico que operaba en Jalisco y Cuidad de México. Con está prueba, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos decidió sancionar al jugador.

Las consecuencias por el momento son: la cancelación de su visa, el congelamiento de todas sus cuentas  y propiedades (cuatro casas dos en Jalisco, una en Guanajuato y otra en Ciudad de México), además de la prohibición para hacer cualquier tipo de negocios o transacciones con las compañías que fueron incluidas en la lista.

Márquez, así como el famoso cantante mexicano Julio ‘Julión’ Álvarez, son acusados de actuar en nombre de Flores Hernández y de tener nexos con él desde hace tiempo. “Ambos individuos tienen relaciones desde hace tiempo con Flores Hernández y han actuado como testaferros para él y su organización y se han mantenido activos en su nombre”, explicó el Departamento del Tesoro.

El jugador mexicano que más títulos internacionales ha ganado, se presentó voluntariamente ante la Fiscalía para declarar sobre los vínculos que aparentemente tiene con el narcotraficante Raúl Flores. También, las autoridades investigan a nueve empresas, entre ellas una escuela de fútbol desde la que se habría lavado dinero del narcotráfico.

Por su parte, el Departamento del Tesoro estadounidense, identifica a Raúl Flores, como el líder de una organización de narcotráfico, formada en su mayoría por miembros de su familia. En el comunicado publicado se registran pocos datos de las bases públicas, tanto del Gobierno mexicano como en Estados Unidos.

Flores opera desde hace décadas en el negocio del narcotráfico, especialmente en lo relacionado con el lavado de dinero. Sin embargo, el narcotraficante no está vinculado a una organización criminal en concreto, pero sí ha tenido lazos con líderes del Cartel de Sinaloa, el más poderoso de México.

Desde 2001 Raúl Flores tiene acusaciones por tráfico de drogas e incluso fue detenido por posesión y tráfico de marihuana en California y fue condenado a dos años de prisión que terminó pagando en libertad condicional. La Procuraduría General de la República en el año 2010, añadió su nombre a la lista de los narcotraficantes por los que pedía recompensas de hasta cinco millones de pesos.