Razones de la Fiscalía para pedir 60 años de cárcel para Uribe Noguera

14 de junio del 2017

El ente acusador apeló la decisión del juzgado que lo condenó a 51 años.

Razones de la Fiscalía para pedir 60 años de cárcel para Uribe Noguera

Rafael Uribe Noguera, el asesino de la niña Yuliana Samboní, fue condenado a 51 años de cárcel a finales de marzo de este año. Aunque para muchos es una condena que sumada a su edad, es casi una cadena perpetua, la Fiscalía General de la Nación radicó la apelación ante el Tribunal Superior de Bogotá, en la que pide que la condena del asesino sea de 60 años.

Para el ente acusador, la condena del arquitecto Uribe Noguera tiene que llegar a la máxima condena porque el juzgado en primera instancia que tomó el caso no tuvo en cuenta que el victimario deliberadamente aumentó el sufrimiento inhumano de la pequeña.

La Fiscalía indica en el documento de apelación que el asesino no tuvo necesidad de lesionar la oreja derecha de la niña, así como tampoco la fractura de clavícula que él le produjo, ni la asfixia y la estrangulación, para cometer el crimen o el acto sexual abusivo.

La entidad también establece que para emitir el monto de la condena, el juzgado no tuvo presente el daño que el arquitecto le produjo a su víctima, ni tampoco la intensidad del dolo, ya que el Uribe tuvo plena consciencia al momento de los hechos.

Uribe Noguera sometió a Yuliana Samboní a ritos y vejámenes como bañarla en aceite de cocina y adornar su cuerpo desnudo con un moño, hechos por los que la Fiscalía exige una respuesta más contundente por parte del estado, al considerarlos como parte de un grave sufrimiento psicológico.

La apelación indica que los actos que Uribe Noguera cometió contra la niña anularon su humanidad, reduciéndola a un simple objeto sexual.

También indica la entidad que por la posición social, académica y económica del acusado, superior al promedio de la sociedad del país, este debería haber tenido una mayor exigencia en el cumplimiento de las obligaciones y responsabilidades sociales, morales e individuales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO