10 millones para hallar a tres jóvenes desaparecidos en Bogotá

10 millones para hallar a tres jóvenes desaparecidos en Bogotá

23 de marzo del 2017

En las últimas horas la Policía Nacional anunció una recompensa de hasta 10 millones de pesos, por información que permita dar con el paradero de tres jóvenes desaparecidos desde el pasado 22 de febrero en el sector de San Cristóbal, en la localidad de Usaquén (norte de Bogotá).

Las familias de Brayan Andrés Montaño de 17 años, Mauricio Castillo de 16 y Juan Esteban Moreno de 14 no saben nada de ellos desde ese día en el que estaban repartiendo mercados.

Hasta ahora las pistas que tienen las autoridades son pocas. El 8 de marzo se conoció el hallazgo de la camioneta color vinotinto en la que se movilizaban los menores, estaba abandonada en una calle del barrio Santa Isabel, en el sur de Bogotá, desvalijada, sin su sistema de identificación satelital y con una placa diferente a la original. En esa oportunidad, la familia de Mauricio Castillo, propietaria de la camioneta, aseguró que sí es el vehículo en el cual los adolescentes llevaron el último domicilio del supermercado ‘El Comunal’.

Según Germán Montaña, padre de Brayan, son muchas las llamadas de personas que aseguran haber visto a su hijo en pantaloneta, descalzo y con signos de intoxicación en Chapinero. Sin embargo, las autoridades no confirman esta información.

“Yo siento que no deben estar lejos. Ellos deben estar en Bogotá, pero presiento que han estado sufriendo. Que los han maltratado. Pero guardo la esperanza de que aparezcan pronto”.

“Le pido a las autoridades que aumenten el número de personal  para buscarlos”, aseguró Montaña en diálogo con Kienyke.com en días pasados.

Continúa el misterio por tres jóvenes desaparecidos en Bogotá

“Voy al Comunal a llevar mercados”, esto fue lo último que le dijo Brayan a su padre el día que desapareció en el barrio San Cristóbal.

Es una historia llena de “testigos falsos, especulaciones y miedos”. Aún no son claras las circunstancias que rodean la desaparición.

“Ese día a las cuatro de la  tarde mi hijo me dijo que se iba a encontrar con un amigo, (Mauricio Castillo) quien lo había invitado a que trabajaran en el mercado llevando domicilios y así ganarse algunos pesos. Le dije que no, él me insistió que lo acompañara para que conociera al amigo con el que trabajaría. Fue la última vez que lo vi”, dijo Germán Montaña.

“Sé que todos son del barrio y se habían conocido hace algunos meses cerca al supermercado”.

Para Germán es extraño que la camioneta haya llegado al lugar a recoger a Juan Esteban y no por otro domicilio.  Las cámaras de seguridad del supermercado registran la última vez que se vio a los jóvenes.

En las imágenes se ve a Juan Sebastián en la parte de afuera de la camioneta. Según los familiares, Camilo conducía el vehículo y Brayan iba como copiloto.

Según testigos, los jóvenes llevaron el último domicilio al barrio El Codito, ubicado en los cerros nororientales de la capital. El padre de Brayan comentó que incluso recibieron una  llamada en que la que aseguraban que los habían visto en ese sector. La policía no ha encontrado evidencias.

Su familiares califican como “extraña” la desaparición. Según dicen, los jóvenes no tenían problemas con nadie. Tampoco acostumbraban a llegar tarde a su hogar.

“A él le gustaba salir con amigos y bailar pero nunca para demorarse  una noche y mucho menos cinco días. Lo que más me inquieta es que no hay  nada, ni el más mínimo indicio o noticia buena o mala de ninguno de los tres. Son tres niños, tres  niños perdidos”, agregó Montaña.