Rescatan a dos hermanos que vivían encerrados desde hace siete años

Rescatan a dos hermanos que vivían encerrados desde hace siete años

29 de octubre del 2016

La guardia civil de España capturó a una pareja que vivía en Catral, en la provincia de Alicante, por el maltrato causado a sus hijos de 15 y 17 años de edad. Los jóvenes habían sido encerrados en la casa donde residían desde hace siete años, no recibían ninguna atención medica ni asistían al colegio.

Lea También: Su cuerpo flotaba entre varias bolsas en la piscina de su finca

Las autoridades de la zona se enteraron del caso gracias a un vecino de la  familia que alertó a un representante del área de servicios sociales del Ayuntamiento de Catral, que inmediatamente informó a ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) sobre los hermanos.

Al llegar al lugar de los hechos, se dieron cuenta que el mayor de 17 años, había pedido ayuda por medio de correo electrónico. El primer mail fue enviado el 26 de agosto de 2016, allí explicaba que su mamá no les dejaba asistir al colegio, que solo el hijo de tres años que vive con su padre biológico en Suiza, estaba recibiendo educación.

Además: Las últimas horas de Miguel Perdomo, el conductor de la periodista Cecilia Orozco.

También contaba en el mensaje que nunca habían recibido algún tipo de asistencia médica y que jamás habían recibido medicamentos, ni en el momento en el que estuvo enfermo.

El menor de los hermanos le confesó a las autoridades que su madre, de nacionalidad suiza, de 49 años, los amenazaba y golpeaba seguido, los golpeaba con las manos, los empujaba contra la pared o los muebles y les lanzaba objetos pesados y partes de vajillas.

La familia cambiaba de casa cada ocho meses, según las autoridades han llegado a vivir en siete años en más de seis casas, todas ellas ubicadas en la provincia de Alicante.

La pareja quedó bajo arrest y tendrán que responder por  los delitos de maltrato familiar (violencia doméstica, por lesiones y coacciones).

Los dos hermanos fueron llevados a un Centro de Menores de Alicante; mientras la hija mayor, que era sobre la que recaía principalmente el maltrato físico y psicológico de la madre, fue entregada a su padre biológico y ahora vive de nuevo a Suiza.