Nueva modalidad de robo: pinchar, ayudar y asaltar

Nueva modalidad de robo: pinchar, ayudar y asaltar

30 de septiembre del 2014

A las 11.15 de la noche Laura Cáceres conducía de regreso a su casa en el barrio Marsella, en Bogotá. Sintió que su Chevrolet Aveo, modelo 2010, se había pinchado en una variante entre la avenida 68 con Avenida Américas. Intentó orillarse para buscar una bomba. En ese momento fue abordada por dos hombres que se ofrecieron a ayudarle.

En principio querían poner la llanta de repuesto, pero su intención era robar el carro. Aunque esta modalidad de hurto de vehículos es conocida por las autoridades y las aseguradoras, ha sido denunciada en días recientes por varias supuestas víctimas en las redes sociales.

Laura se salvó de que le robaran el carro. La llanta de repuesto estaba pinchada y los ladrones no lograron su cometido. Sin embargo le robaron la billetera, el celular y algunos objetos de valor que tenía en el vehículo. “Primero decían que querían ayudarme a despinchar. Sacaron la llanta y se dieron cuenta que estaba pinchada, entonces me amenazaron con un cuchillo”, dijo.

La víctima calcula que sus pérdidas suman alrededor de tres millones de pesos, pero agradece que se salvó que le robaran el vehículo, pues no lo tenía asegurado. Denunció el hecho ante las autoridades y también quiso alertar a las personas en las redes sociales de esta modalidad de robo.

La historia se repite. Julio Valderrama, de 35 años, contó a KienyKe.com que iba en su BMW por la carrera 30 con calle 63, cerca del coliseo El Campin de Bogotá, cuando de repente sintió que la llanta izquierda se había pinchado. “Sentí que se quedó sin aire de inmediato, y el carro que haló para el lado izquierdo”, dice el también ingeniero de sistemas.

Valderrama tuvo un mal presentimiento y no quiso parar. Los neumáticos del vehículo son sellomatic, es decir no se desinflan con rapidez y permiten que el carro sigan en movimiento por unos 15 minutos más después de pinchar. “Esto me generó desconfianza porque la llanta se desinfló muy rápido”.

Robo de carros

Este es el cuñete lanzado a las vías para pinchar los carros y robarlos. 

El ingeniero siguió con la marcha pese a la dificultad para conducir. Sentía que el carro le tiraba para un lado. En efecto, el ingeniero tenía razón. No se trataba de una pinchada común. Tenía incrustado una especie de cuñete que le dejó una hendidura de unos cuatro centímentros de largo por dos de ancho.

El rin se dañó, pero Julio quedó a salvo. “Estaba alertado de algunos mensajes que había visto y también por consejos de la aseguradora”. Estos testimonios hacen parte de muchos que los ciudadanos denuncian ante las autoridades y en las redes sociales.

¿Qué dicen las autoridades?

En Bogotá se roban, en promedio, seis vehículos al día. Según un informe suministrado por el Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (CEACSC) de la Alcaldía Mayor de Bogotá, este año van 1.338 hurtos de vehículos y motos en Bogotá.

De acuerdo con cifras de la policía, el hurto de automotores ha logrado reducirse en 17% al pasar de 6.705 carros hurtados en 2013 a 5.566 en el presente año.

Otras “ingeniosas” modalidades de robo

Las aseguradoras han logrado detectar otras prácticas delictivas, que son menos comunes al halado y atraco, para el hurto de carros.

Robo de carros

Alquiler de vehículos. En esta modalidad de robo, los estafadores convencen a sus víctimas de alquilar su vehículo por una buena suma de dinero. A pesar de decir que se trata de un negocio serio, al entregar el vehículo para tramitar el alquiler, lo desaparecen. El problema radica en que este tipo de robo no está calificado como hurto y, por eso, no está cubierto por la aseguradora.

Si usted es de los que gusta ir a los centros comerciales y restaurantes cada fin de semana, tenga cuidado. Los ladrones escogen al azar un vehículo que esté parqueado en un lugar público, entran al lugar donde se encuentra el propietario del mismo y le informan que su carro está obstruyendo el paso. Cuando la víctima sale a mover el carro los asaltantes atracan.

En otras ocasiones usted podría ser víctima de choque simple. Es decir, los delincuentes fingen un accidente en la vía pública (generalmente calles con poco tráfico) para encerrar al conductor y robarlo. También pueden montar un retén policial, incluso con falsos policías, para robar a los conductores y los conductores del vehículo.

Objetos extraños

Otra frecuente modalidad de asalto en el país consiste en lanzar objetos, sustancias o líquidos al parabrisas de un carro con el fin de reducir la visibilidad del conductor para que frene y robarlo. También, los asaltantes pegan tarros u objetos en la parte trasera del vehículo que generen ruidos y obliguen al conductor a detenerse y bajar del carro.