Sacerdotes en medio de escándalo por pederastia

21 de marzo del 2018

Son en total 17 sacerdotes en Medellín los involucrados en estos casos.

Sacerdotes en medio de escándalo por pederastia

En una exhaustiva investigación llamada ‘Dejad que los niños vengan a mi’, realizada por el periodista Juan Pablo Barrientos de La W, se revelan 17 casos de pederastia, los cuales estarían siendo encubiertos por parte de la Arquidiócesis de Medellín, al no existir una denuncia penal en la mayoría de los casos.

De esta manera se destapa tal vez uno de los escándalos de pederastia más grandes en el país en los últimos años, en donde las víctimas no superaban los 14 años de edad.

El primer caso en ser revelado por Barrientos es el de Mario Castrillón, sacerdote de la Arquidiócesis de Medellín, condenado a ocho años prisión por acceso carnal abusivo con menor de 14 años y actos sexuales abusivos con menor de 14 años, por el supuesto abusado a dos menores de 9 y 11 años, y a pesar de las denuncias en su contra y pagar la condena, siguió ejerciendo su sacerdocio en la clínica de El Rosario en El Poblado y en la parroquia San Juan Apóstol en la capital antioqueña.

En este caso y según la propia Fiscalía General de la Nación, el sacerdote aprovechó su calidad de consejero y guía espiritual de los menores, para lograr estos sometimientos sexuales.

Otra denuncia hecha en la investigación es la del padre Juan Diego Rodas, el cual en la actualidad está suspendido por la Arquidiócesis, y cursa sobre él una investigación desde el Vaticano.

Pero tal vez uno de los casos que más controversia ha causado es el del sacerdote Carlos Yepes, considerado uno de los ‘más queridos del departamento’, el cual habría abusado de un menor de 8 años, cuando era el párroco la la iglesia del barrio El Salvador.

Por este hecho, Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín, reconoce que el sacerdote fue denunciado penalmente.

Y el caso que más llamó la atención es del del padre Roberto Antonio Cadavid Arroyave, de 57 años, que según la investigación, a pesar “de haber sido expulsado por la Iglesia por abusar de menores de edad, terminó ejerciendo su ministerio sacerdotal en dos parroquias de la Diócesis de Brooklyn en Nueva York, autorizado y recomendado por el actual arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón”.

En este caso la familia de una de las víctima denunció al sacerdote ante la curia arzobispal. “El menor, víctima de los abusos señaló que otro compañerito también habría sido abusado por el sacerdote”, pero como consecuencia de lo anterior, la curia en vez de denunciar ante la Fiscalía habría conciliado con la familia una suma superior a los 100 millones de pesos.

Respuesta de la Arquidiócesis sobre casos de pederastia

Sobre las recientes revelaciones sobre 17 casos de pederastia, la Iglesia Católica primero dejó claro que no encubre esta clase de delitos, antes bien los pone de presente y a disposición de la justicia ordinaria.

Ante estas denuncias, el arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón, señaló que una vez que la arquidiócesis recibe denuncias de abusos de menores de edad, inicia el debido proceso según la normativa del derecho canónico.

“Nosotros invitamos a todas las personas que hayan sido víctimas de este tipo de conductas a que denuncien ante las autoridades civiles, para que el sacerdote responda por sus actos y se haga justicia según las leyes vigentes”, manifestó Tobón.

Asimismo indicó la Arquidiócesis que ha implementado diversas medidas, protocolos y procedimientos para evitar los abusos; y alienta desde hace dos años el programa “Buen trato a Niños, Niñas y Adolescentes”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO