La británica que pasó de roquera a terrorista islámica

La británica que pasó de roquera a terrorista islámica

3 de septiembre del 2014

Una madre británica, que antes cantaba en un grupo musical femenino de rock sin mayor éxito, se sumó a las filas del Estado Islámico en Siria y amenaza ahora con decapitar “a cristianos con cuchillos desafilados”.

La mujer, de 45 años y que se hace llamar Umm Hussain al-Britani, fue identificada por Scotland Yard, el servicio secreto británico, como Sally Jones, quien antes vivía de Chatham, condado de Kent. Jones nunca trabajó en su vida y cobraba subsidios de desempleo y vivienda desde que era adolescente, reveló el Daily Mail.

Ni siquiera sus hijos de siete y once años fueron un impedimento para viajar a combatir por la que ahora es su causa. Se desconoce el paradero de los menores a quienes Jones alguna vez se refirió en las redes sociales como “los amores de mi vida”.

Todo por amor

La historia de la ahora británica yihadista comenzó luego de un romance por Internet con un hacker, de 21 años, -también británico-, acusado de robar información al exprimer ministro Tony Blay, que más tarde se convirtió en el yihadista Junaid Hussain.

Sally Jones

Sally Jones disfrazada de monja y portando un arma. En la foto de la derecha con un vestido negro y un fusil. 

Jones y su novio viajaron por separado a Siria donde combaten en el Estados Islámico, grupo considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea. Jones se convirtió al Islam durante su viaje a Siria.

El pasado diez de agosto, Umm Hussain, o Sakinah Hussain, publicó un mensaje a través de su cuenta en Twitter afirmando que había llegado al “califato” luego de permanecer durante seis meses en Idlib, al noroeste de Siria. Jones se refiere a una suerte de graduación que la convierte en musulmana.

Luego en la red social lanzó una amenaza para el mundo occidental: “Los cristianos necesitan ser decapitados con un buen cuchillo y sus cabezas colgadas de las rejas en Raqqa. Vengan y yo misma lo haré”.  El trino luego fue borrado de su cuenta.

También publicó una foto en la que aparece cubierta con el velo islámico y portando fusil. También utilizó las redes sociales para criticar a los judíos y alabar al extinto líder de Al Qeda, Osama Bin Laden.

Su familia

La Policía británica y varios vecinos de la mujer en Inglaterra lograron identificarla. Uno de los vecinos dijo que Jones “estaba interesada en magia negra y en brujería.” Otro dijo que Sally “era una pesadilla, siempre gritando y de fiesta”. “Todo sobre ella era extremo”.

Junaid Hussain

‘Junaid Hussain’, de 21, compañero sentimental de Jones.  

Otra de las vecinas reveló que Jones era una mujer a la que se le conocieron muchas parejas sentimentales. Hasta donde se saber era una madre soltera. “Los niños eran indisciplinados y groseros”, reveló The Guardian.

Quería ser ‘rockera’

Antes de sumarse a las filas del Estado Islámico, Sally Jones cantaba en una banda de rock femenina llamada Krunch, en los años 90.  Se presentó en algunos bares de Londres pero no logró consolidar su carrera musical.

Un video de Youtube, ahora eliminado, la mostraba con su grupo vistiendo una minifalda de cuero. Otro de sus hobbies era el arte, y había intentado vender fotos, camisetas, tazas y anillos a través de un sitio web especializado.

El hermano de la mujer, Patrick, de 52 años, dijo que toda la familia está en shock por la conversión de Sally al Islam y su fuga a Siria.

“Estamos pasando por un momento muy duro y terrible, y no quiero que mis padres participen de todo esto. Ella se enamoró y se escapó”, agregó el hombre, que vive en el condado inglés de Surrey.

El esposo de Sally escapó a Siria el año pasado mientras estaba bajo libertad condicional, y desde entonces publica mensajes extremistas en las redes sociales, en los que prometió “conquistar el mundo” y “asesinar a los infieles”.

Hussain se trasladó a Siria junto a Abdel-Majed Abdel Bary, el rapero londinense de 24 años que habría decapitado al periodista estadounidense James Foley.

En sus fotos posa cubriéndose el rostro con una bufanda para tratar de ocultar su identidad. Sin embargo, el servicio secreto británico lo tiene identificado, al igual que alrededor de 200 ingleses sumados al terrorismo islámico para impedir su regreso al Reino Unido.