Ratifican condena de 24 años a Samuel Moreno

4 de octubre del 2017

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena por el carrusel de contratos.

Ratifican condena de 24 años a Samuel Moreno

Este miércoles, la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena de 24 años contra el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno, por el carrusel de contratos. Al mismo tiempo la Fiscalía, en el marco de la investigación de Odebrecht, le imputó cargos a Moreno al descubrir irregularidades en la firma del contrato Tunjuelo-Canoas.

Moreno Rojas, según la justicia, direccionó un contrato de $67.000 millones para la prestación del servicio de ambulancias en el país. Además le habría pedido a los contratistas una comisión del 9% para garantizar la adjudicación de la licitación.

En enero pasado, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá sentenció al exalcalde a 18 años de prisión por haber exigido comisiones en el 2009 en el contrato de las ambulancias. Sin embargo, la Corte, además de ratificar su culpabilidad, aumentó su condena a 24 años y ocho meses de cárcel.

En el carrusel de la contratación, también resultó involucrado el hermano del exalcalde, el senador Iván Moreno Rojas, quien actualmente está condenado por la Corte Suprema de Justicia a 14 años de prisión, por haber recibido las “coimas”. De igual forma el secretario de Salud de Bogotá Héctor Zambrano fue condenado a 12 años por modificar el pliego de condiciones para favorecer a la empresa de Emilio Tapia Aldana, quien fue acusado de los delitos de cohecho e interés indebido, por los que está pagando 17 años de cárcel.

Por otro lado, el exalcalde de Bogotá también deberá responder por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho impropio por el contrato Tunjuelo-Canoas. Estos cargos se los imputó la Fiscalía a Moreno y a otras siete personas salpicadas por el escándalo de corrupción de la multinacional brasileña Odebrecht.

Este caso tiene que ver con la firma de un contrato en 2009 por $244.363 millones para la construcción del túnel interconector entre el río Tunjuelo y la planta de tratamiento Canoas. El contrato fue adjudicado por el Consorcio Canoas, conformado por CASS Constructores, empresa de Carlos Solarte y por la sucursal en Colombia de la Constructora Norberto Odebrecht S.A.

Según dijeron los directivos del consorcio francés Soletanche Bachy Cimas, que competía con Odebrecht, en 2009 les exigieron el 8,75% del valor total del contrato para asegurarles la victoria. En las investigaciones de la Fiscalía General, lograron descubrir que los sobornos llegaron hasta el Acueducto de Bogotá para lograr que direccionaran la licitación del contrato a favor de la empresa brasileña.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO