‘Los doce apóstoles’, el grupo paramilitar que enloda al hermano de Uribe

‘Los doce apóstoles’, el grupo paramilitar que enloda al hermano de Uribe

29 de febrero del 2016

‘Los doce apóstoles’ nacieron en Yarumal (Antioquia) alrededor de 1992 y actuaron, según investigaciones judiciales, hasta 1997. Al grupo paramilitar se le atribuyeron unos 50 homicidios.

Lea también: “Captura del hermano de Álvaro Uribe es un chantaje”: José O. Gaviria.

Según las declaraciones de testigos, entre ellas la del exmayor de la policía Juan Carlos Meneses, quien fuera colaborador del grupo delincuencial, ‘Los doce apóstoles’ fue una estructura conformada por empresarios y ganaderos víctimas de extorsiones, secuestros y robos en el norte de Antioquia.

Lea también: Capturan al hermano del expresidente Álvaro Uribe.

‘Los doce apóstoles’ nacieron, según versiones de testigos protegidos, con cinco finqueros que habían sido desplazados por los grupos de guerrilla que actuaban en la zona. Habrían sido ellos quienes empezaron a armarse y ofrecer sus servicios sicariales para contrarrestar la delincuencia común y para asesinar a los colaboradores de la guerrilla.

Lea aquí: El expresidente Uribe puede ser investigado por el Tribunal de Paz.

Los millonarios hacendados y comerciantes, apoyados por la policía y otras autoridades del departamento, entre ellos miembros de la iglesia católica, habrían puesto el dinero para fortalecer el grupo de ‘limpieza social’ que ya estaba operando.

Con el incremento del accionar de la guerrilla, ‘Los doce Apóstoles’ también fueron entrenados para atacar a estos grupos al margen de la ley. Por cada muerto, según informantes, el grupo recibía 200 mil pesos, según lo reseña el libro “El clan de los doce apóstoles”, de la periodista Olga Behar.

‘Los doce apóstoles’, según las denuncias del mayor retirado Juan Carlos Meneses Quintero, fueron financiados y organizados por el hoy capturado Santiago Uribe Vélez, hermano del expresidente y senador de la República, Álvaro Uribe.

Dicen las denuncias contra Santiago, un reconocido ganadero de la zona, que ‘Los doce apóstoles’ fueron entrenados en la finca La Carolina, un inmenso predio de propiedad de los Uribe Vélez, que pasó a sus manos cuando el padre de estos, Alberto Uribe Sierra, fue asesinado por la guerrilla de las Farc el 14 de junio de 1983.

Según el mayor Meneses, quien para la época era teniente, él conoció a Santiago Uribe a finales de 1992, cuando llegó como comandante de la policía en Yarumal, en remplazo del capitán Benavidez, quien le puso en conocimiento de la existencia de un grupo que le colaboraría con la seguridad de la región, grupo que terminó llamándose mediáticamente ‘Los doce Apóstoles’.

‘Los doce’ asesinaron con el beneplácito del teniente Meneses y sus hombres, de los cuales varios de ellos hacían parte activa del grupo paramilitar como sicarios. Meneses recibía un sueldo de un millón y medio de pesos como colaborador del grupo, según su propia confesión.

Tras decenas de asesinatos que conoció la prensa y que familiares de las víctimas denunciaron, se supo del actuar de ‘Los doce apóstoles’. Meneses, que trabajó, según él, de la mano con el jefe del grupo de limpieza social, Santiago Uribe, fue sacado por sus superiores del pueblo.

La prensa catalogó al grupo paramilitar como ‘Los doce apóstoles’ porque aunque nunca se probó, siempre vincularon al vicario de la iglesia Las Mercedes de Yarumal, el padre Gonzalo Palacio Palacio, como uno de los colaboradores del grupo sicarial.

El 22 de diciembre de 1995, dentro de las investigaciones que se adelantaron por el más de medio centenar de asesinatos en Yarumal, el cura Palacios fue detenido cuando dentro de una biblia le encontraron un revólver calibre 38. Por no haber pruebas contra el párroco fue dejado en libertad.

Los líderes de la organización serían, según algunas versiones de testigos, el ganadero Santiago Uribe Vélez, quien era el jefe máximo de la organización; el exalcalde de Santa Rosa de Osos y dueño del restaurante San Felipe ubicado en Yarumal, Alvaro Vásquez, y el vicario de la parroquia de La Merced de Yarumal, Gonzalo Javier Palacio Palacio.

La mayoría de sicarios y colaboradores al servicio de ‘Los doce apóstoles’ fueron asesinados, al parecer para silenciarlos. De los presuntos jefes del grupo se sabe que el cura Palacios es párroco activo en un barrio de Medellín. De Álvaro Vásquez se desconoce su paradero y Santiago Uribe, capturado en las últimas horas, deberá responder por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir agravado.

Este grupo de limpieza social que nació en Yarumal y que se habría fortalecido en la finca de los Uribe Vélez, apoyados por la policía, el ejército y políticos aliados a los líderes de la organización, habría sido la cuna de los paramilitares que aterrorizaron el país durante desde hace más de 20 años.