Bandidos se apropiaban de casas para vender drogas

Bandidos se apropiaban de casas para vender drogas

21 de marzo del 2017

Cinco hombres pertenecientes a la organización criminal ‘La Oculta’, que se dedicaban a amedrentar a habitantes para luego quitarles sus viviendas y usarlas como expendios de drogas fueron capturaros por el cuerpo técnico de investigación del Gaula y puestos a disposición del Juzgado 15 Penal Municipal de la capital antioqueña, en donde se les impuso medida de aseguramiento.

Según la investigación de las autoridades, los sujetos, liderados por Juan Guillermo Cano Restrepo, alias ‘Juan Valija’, serían los responsables de varios desplazamientos forzados en el corregimiento de San Antonio de Prado, en Medellín.

Allí, ‘Juan Valija’ con ayuda de Óscar Arnulfo Jafur Restrepo, alias ‘Marujo’; Yeison Andrés Martínez Colorado, alias ‘Gallero’ o ‘Colorado’;  Diego Alexander Muñoz Colorado, alias ‘El Gordo’ y  Andrés Felipe López López, alias ‘Pana’, sacaban a las familias de sus casas para luego alquilar los inmuebles desocupados o usarlos para la venta de alucinógenos.

De acuerdo con la información suministrada por la Fiscalía, a todos se les impuso medida de aseguramiento en centro de reclusión y a un menor de 16 años, también involucrado con la banda, le fue proferida una medida de internamiento.

El operativo de allanamiento y registro, explicaron las autoridades, se efectuó el pasado 15 de marzo. En la casa donde se realizó la operación se incautaron 68 papeletas de bazuco, una libra de marihuana y un millón de pesos, al parecer producto de la venta de alucinógenos.

Al verse rodeado de los miembros del Gaula, alias ‘Marujo’ se dio a la fuga y cayó sobre un ventanal de la iglesia del mencionado corregimiento y rompió un vitral.

De acuerdo a la investigación adelantada por un fiscal destacado ante el Gaula militar, los delincuentes miembros de ‘La Oculta’ serían responsables del desplazamiento de un comerciante de la zona, a quien posteriormente le exigieron una millonaria suma de dinero a cambio de devolverle sus casas.

Aunque los procesados no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía, deberán responder en el proceso por los delitos de extorsión, concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado y tráfico de estupefacientes.