Seis años de cárcel para futbolista argentino por abuso sexual

Seis años de cárcel para futbolista argentino por abuso sexual

18 de septiembre del 2017

Alexis Joel Zárate, futbolista del club Temperley, de la primera división argentina, fue condenado a seis años de cárcel por la violación de una joven.

El defensor, que ha pasado por clubes como Independiente, fue declarado culpable y sentenciado a seis años y medio de prisión por abuso sexual, aunque aún permanece en libertad hasta que quede en firme la sentencia.

El hecho por el cual fue sentenciado Zárate ocurrió en el año 2014, cuando cometió acceso carnal contra Giuliana Peralta. La joven acusó a Zárate de haberla abusado mientras dormía en su habitación junto a su pareja de ese entonces, el también futbolista Martín Benítez.

Tras conocer la sentencia, la joven Giuliana Peralta mostro conformidad con el fallo emitido, pero lamentó que Zárate no sea llevado inmediatamente a prisión, manifestando, “Yo estuve tres años y medio encerrada mientras él estaba libre. Se hizo justicia por mí y por todas las chicas que vivieron una situación similar”.

El fallo fue emitido por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Lomas de Zamora.

También hay acusaciones para el futbolista de Independiente, Martín Benítez, por el delito de falso testimonio y encubrimiento; según cuenta la víctima, Zárate la violó mientras compartía cama con Benítez, y que a pesar de los gritos y sus llamadas de auxilio este no se despertó para ir en su ayuda.

Igualmente se encuentra involucrado Nicolás Pérez, también jugador de Independiente de Avellaneda.

Por su parte el abogado de Zárate, Gonzalo Falco, se mantuvo firme en decir que Zárate debe ser absuelto, manteniendo que, “Si (la chica) tuvo relaciones forzadas durante tres minutos con una persona que la tiene sometida y que la está abusando sexualmente le tendrían que quedar lesiones genitales o algún otro tipo de lesión o alguna secuela o rasguño al agresor. Y no hubo absolutamente nada”.

El abogado sostuvo que si Martín Benítez no escuchó nada, fue porque, no hubo violencia, no hubo gritos, no hubo forcejeos y que por ende no hubo nada.