Senador sería investigado por delitos sexuales

Senador sería investigado por delitos sexuales

28 de noviembre del 2017

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia decidió abrir una investigación preliminar contra el senador del Partido Liberal, Álvaro Ashton por presunto abuso contra menores de edad.

El proceso se abrió luego de que el magistrado Eugenio Fernández Carlier encontrara conversaciones que podrían implicar citas con menores de edad en un reconocido hotel de Barranquilla, el descubrimiento se realizó durante la interceptación de unos audios telefónicos por el caso de parapolítica.

El proceso inicial que se adelantaba contra Ashton refería a su participación en parapolitica por lo que el magistrado encargado estudiaba 94.000 llamadas. En este proceso, Fernández encontró que el senador mantiene una conversación con una persona del  hotel Prado en Barranquilla donde hablaban de una habitación del establecimiento y la presencia de menores de edad.

Ashton fue notificado de la apertura de la investigación por la presunta comisión de delitos contra la libertad, integridad y formación sexuales en donde las víctimas serían menores de edad el pasado 16 de noviembre. “El audio transcrito da cuenta de la posible comisión de conductas Punibles atribuibles al aquí investigado con, al parecer, víctimas menores de edad”, señala el documento de notificación.

En respuesta a esto, el senador confirmó a la W Radio que recibió la notificación, pero negó su haber participado en las conductas de las que se le acusa. “Jamás, nunca he practicado actividades de ese orden con personas menores de edad, por principio y por valores éticos y morales”. Agregó además que pese a que realiza reuniones constantes en ese hotel , el establecimiento no aceptar ese tipo de conductas, “jamás podrían aceptar personas menores de edad, eso se cae por su propio peso. Se trata de un hotel emblemático de Barranquilla donde todo el mundo va”.

En este sentido el senador Álvaro Ashton negó completamente las acusaciones. “Lo que puedo decir es que jamás he tenido, ni hay evidencia, ni hace parte de mi convicción ética actuar al margen de la ley y menos en este tipo de actuaciones”.