Siguen asesinatos de activistas en México

Foto: Shutterstock

Siguen asesinatos de activistas en México

13 de mayo del 2017

Miriam Rodríguez Martínez, una activista mexicana que daba lucha por encontrar a los desaparecidos de su país, fue asesinada por grupos terroristas,cuando se encontraba en labor de búsqueda y apoyo familiares de las víctimas. El colectivo representantes de desaparecidos pide protección para quienes cumplen esta labor de regresar la tranquilidad a las familias de 30.000 victimas desaparecidas.

En el estado de Tamaulipas, se conocen cientos de desaparecidos y entre ellos estuvo la hija de Miriam , que tras dos años de su búsqueda fue hallada en una fosa. Desde ese momento su  madre se dedicó a buscar personas desaparecidas. Su vida entregada a darle una luz de esperanza a las familias de las victimas terminó en uno de sus viajes para hallar respuesta alguna.

En el municipio de San Fernando a 150 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, un grupo de hombres disparó contra la activista y representante de los desaparecidos, causándole heridas graves. La mujer murió en el camino al Hospital central.

Sus compañeros han quedado consternados tras el fallecimiento de esta mujer que ayudó tanto a su comunidad. Tras el hecho se evidenció como las autoridades y el gobierno Mexicano no prestan la suficiente atención y protección para quienes buscan a las cientos de victimas de Tamaulipa.

El fiscal Irving Barrios quien investigó el homicidio pidió apoyo a Amnistía internacional a través  de un comunicado. Estas personas, las que buscan a los desaparecidos, se exponen a gran peligro en México. De igual forma la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México expresó indignación. Las autoridades incumplen su papel de promover seguridad y protección a todo aquel que cumple una función de defensor.

Sin embargo la fiscalía afirma que Miriam Tenia seguridad. Los policías cumplían tres rondas diarias para la protección de la misma. Ella solo solicitó protección de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero no de la Fiscalia General.