¿Un pederasta el culpable de la desaparición de la pequeña Maddie?

¿Un pederasta el culpable de la desaparición de la pequeña Maddie?

25 de junio del 2016

Cuando pasan cerca de nueve años desde la desaparición de la pequeña Maddie, la niña que ha llenado las más importantes primeras planas de los diarios mundiales con la última foto que sus padres le tomaron en la piscina del Ocean Club, el complejo turístico de Praia da Luz, en El Algarve (Portugal), horas antes de desaparecer el 3 de mayo de 2007.

Después de varios años de investigación,los resultados dieron un giro inesperado, al parecer Clement Freud, hermano del ilustre pintor Lucian Freud y nieto del padre del psicoanálisis Sigmund Freud, tendría una relación estrecha con la desaparición de Maddie, al revelarse que la familia McCann habían visitado a Freud en su mansión de Portugal  y días después la hija mayor de Gerry y Kate había desaparecido.

Lea también: La historia de cinco asesinos en serie de Colombia

Pero esto no concluye aquí, la investigación le apunta a él después de que se revelara un especial del programa ITV Exposure, en el cual se diera a conocer el testimonio de dos mujeres que aseguraron haber sido violadas por Freud cuando eran menores de edad.

Clement, un destacado político y personaje público del Reino Unido fue acusado por Sylvia Woosley  una de las presuntas víctimas.  Ella relató al programa que Freud abusó de ella cuando tenía solo 10 años,  por un periodo vivió con él siendo abusada con regularidad. La otra víctima permaneció anónima aunque rompió su silencio despachandose en contra de las atrocidades pedofilas Clement Freud en su infancia.

 “Se la han llevado”, gritó Kate McCann 

En la tarde del 3 de mayo de 2007 Kate y Gerry McCann viajaron con sus tres hijos Madeleine y sus mellizos Sean y Amelie a pasar unas vacaciones en el El Algarve (Portugal). En la noche, los padres de Maddie salieron a cenar con unos amigos a unos 60 metros de la habitación donde se hospedaba la familia, dejaron a Maddie con sus hermanos mellizos.

Lea también: La misteriosa desaparición de una colombiana y su hija en Miami

Los padres llegaron cerca de las ocho y media al restaurante ‘Tapas’, pero además se turnaban cada 20 o 30 minutos para vigilar la habitación  5A del complejo turístico Ocean Club de Praia da Luz, donde dejaron a los pequeños. Hacia las diez de la noche, en uno de los turnos, Kate regresó gritando “Se la llevaron”, desde entonces el paradero de la pequeña Maddie ha sido un misterio.

Varias fueron las especulaciones sobre la desaparición de Maddie, algunos de los empleados del hotel dijeron que vieron a un hombre que se habría llevado una pequeña niña envuelta en una manta, después se acusó a Robert Murat, un británico que se hospedó con su madre cerca a la habitación de los McCann. Murat se ofreció de traductor a la familia de Maddie en sus vacaciones, así que generó dudas por la cercanía que tuvo con la pareja horas antes de la desaparición, aunque en su habitación ni en su domicilio se encontró  alguna evidencia que lo relacionara con el hecho.

Kate y  Gerry posibles culpable de la muerte de Maddie 

Luego de unos meses de la desaparición de la pequeña Maddie y después de que toda Europa volcara los ojos al hecho, varias personalidades del mundo, como J.K. Rowling, presidentes de compañías, futbolistas como: Wayne Rooney, David Beckham y Cristiano Ronaldo, ofrecieron importantes recompensas para dar con alguna pista sobre el paradero de la niña de cuatro años.

Las  donaciones fueron recibidas a través de su página web ,www.findmadeleine.com. Sin embargo, en septiembre de ese año la investigación dio un giro inesperado al acusar a Kate y Gerry de haber participado hipotéticamente en la muerte de su propia hija, la acusación se dio luego de que en la habitación donde se hospedaron se encontraran restos de un cadáver.

En unas semanas después,  los análisis no arrojaron mayor cosa y no se pudo determinar si realmente los padres participaron en la desaparición de la pequeña, tanto Garry como Kate fueron exonerados de los cargos. Los McCann han expresado a través de los medios de comunicación que la policía portuguesa es inepta e ineficiente en su modus operandi.

Años después,  las noticias más relevantes decían que habían visto a la pequeña en Nueva Zelanda, Marruecos e incluso en Sudamérica, pero al final  la información resultó siendo falsa. Varios medios locales ingleses le pidieron perdón a los padres luego de que los habían acusado de la desaparición y muerte de Maddie, los padres escribieron un libro con todo el dolor que había dejado la tragedia.

Los indicios acerca de que Clement Freud fuera el culpable de la desaparición de la pequeña, es un misterio, pues el reconocido político falleció en 2009  a sus 85 años en su domicilio londinense. lo que hace aún más engorrosa la busqueda de la verdad en el caso más mediático y polémico en el mundo.