Una noche de copas los condujo a al último día de sus vidas

25 de junio del 2017

Los hechos ocurrieron en el vecino país.

Una noche de copas los condujo a al último día de sus vidas

Foto: Shutterstock

Cuatro jóvenes perecieron en accidente de tránsito en la avenida Don Julio Centeno, del municipio San Diego, Carabobo. El promedio de edad de las victimas era de 21 años, dos de los cadáveres eran masculinos y dos femeninos. Al momento otros dos tripulantes del vehículo se debaten entre la vida y la muerte.

La tragedia truncó las carreras profesionales de los difuntos. La mayoría estudiaban careras universitarias, solo uno de ellos esperaba ser admitido para estudiar medicina.

Lea También: Investigan a dos policías que golpearon a un hombre.  

Los occisos fueron identificados como; Stefany Pérez (21), estudiante de derecho de la Universidad Arturo Michelena (UAM); Kelvin Daniel Acosta (22), estudiante de ingeniería en el Instituto Universitario de Tecnología Industrial (IUTI); Jasenka Torrealba (21) cursaba estudios de Contaduría Pública en la Universidad de Carabobo (UC) y Luigi José Pulones (21), aspiraba ingresar a la Facultad de Ciencias de Salud de la UC.

El grupo de jóvenes estaban festejando en “El Mandarín”, centro nocturno situado en la localidad de El Remanso, dentro de la municipalidad. Habían permanecido por más de cuatro horas en el establecimiento. Era una noche de juerga más. La última actualización del estado de Whatsapp de Acosta así lo refrendó. A las 1:35 a.m. de este 25 junio publicó una notificación, en ella se le veía sonriente dentro del local, sin sospechar que algo malo sucedería a pocos minutos.

Alrededor de las 2:15 a.m. los jóvenes abordaron su vehículo e iban rumbo a sus respectivos hogares. La primera parada sería en la Urbanización La Esmeralda, manzana E, lugar donde residía Pulones.

Le Puede Interesar: Acusan a una pareja de explotar sexualmente de su hija. 

El ruido del motor en aceleración se escuchaba a lo lejos. De acuerdo a la hipótesis preliminar el accidente se originó por un coctel mortal; una combinación entre alcohol y exceso de velocidad. Al parecer el chofer perdió el control del Aveo plateado en el cual se desplazaban, al superar la curva conocida como “El Caminito” a pocos metros del conjunto residencial Orion.

El vehículo habría volcado sobre sí mismo, tres veces. Durante el impacto el carro se partió en dos; siendo la parte trasera la que reflejó mayores daños. Tres jóvenes salieron expelidos, aterrizaron sobre la grama de la isla y murieron de ipso facto.

El cuerpo de bomberos de la municipalidad atendió el siniestro, alrededor de las 3:15 a.m. Durante las maniobras se logró rescatar al resto de los heridos; quienes fueron trasladados de emergencia a la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera (Chet). Horas más tarde falleció la cuarta víctima, quien presentó contusiones y fracturas múltiples.

Con información de Analítica. 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO