Unas monedas de oro para matar a su familia

Unas monedas de oro para matar a su familia

6 de Marzo del 2017

Nantes, caracterizada por ser una ciudad agobiada por el frío, terminó bañada en sangre tras el asesinato de una familia entera. El crimen se originó, al parecer, por una cuantiosa herencia. En la región de Países del Loira fue donde ocurrió el sórdido y macabro asesinato.

Pascal y Brigitte Troadec vivían con sus dos hijos adolescentes de 21 y 18 años. Ambos se encontraban cerca de iniciar una carrera profesional en una universidad asequible al bolsillo de sus padres.

Planes, sueños y metas planeadas en un pizarrón se empezaron a desvanecer luego de que el pasado jueves 16 de febrero, en horas de la noche, la familia entera desapareciera sin dejar rastro alguno. Los vecinos empezaron a sospechar de que algo sucedía luego de notar que a varias cuadras del lugar no se escuchaba el sonido del piano que cada mañana tocaba el hijo menor.

La policía local, al ser informada de lo ocurrido, realizó un plan de búsqueda por toda la ciudad para dar con pistas de una de las familias más queridas en aquella vecindad.

Fue hasta hace pocas horas, que con ayuda de sabuesos y un equipo de búsqueda especializado, encontraron los rastros de sangre que llevaron al paradero de cuatro cadáveres en un estado fétido de descomposición.

Inmediatamente, luego de recopilar todas las pistas las autoridades dieron con los autores de esta masacre que tiñe de vilo al país entero.

La hermana de Brigitte y su esposo confesaron haber asesinado brutalmente a los cuatro integrantes para obtener una gran suma de dinero especificada en monedas de oro puro.  Su sangre, su honor de familia y el amor que tenía por ellos fue cambiado por la avaricia del cuñado de Brigette.

La pareja se encuentra detenida por las autoridades quienes ponderan una condena mínima de diez años para ellos, mientras que los residentes del sector le rinden cristiana sepultura a sus vecinos.