Lágrimas de un abogado defensor causan controversia

4 de febrero del 2020

No logró contener el llanto tras escuchar cómo su apoderado mató a un bebé.

Lágrimas de un abogado defensor causan controversia

Varios abogados cuestionaron a través de las redes sociales que el defensor de Óscar Eduardo Orjuela, señalado de asesinar a un bebé de 22 meses, no pudiera contener las lágrimas tras escuchar el relato de cómo el joven golpeó y torturó al menor de edad hasta quitarle la vida el pasado 25 de enero.

Escuche las noticias más importantes del día:

El apoderado de Orjuela rompió en llanto mientras el juez del caso dijo que “no entendía cómo una persona podía cometer un acto tan cruel en contra de un niño”.

Aunque algunos aseguraron que la reacción del hombre fue “humana” ante el doloroso suceso, otros señalaron que actuó de manera errónea y dejó a un lado la profesionalidad.

La abogada Jennifer Olivero sostuvo a través de Twitter que este fue un sentimiento sincero de un defensor que hace su trabajo pero que “siente una profunda tristeza por el aberrante caso que asumió”.

Olbar Andrade, defensor público, se apartó de su visión y mencionó que, para él, la actitud del abogado fue “reprochable”. “Hay nulidad por falta de defensa técnica y también por parcialidad del juez”, resaltó.

El abogado Miguel González estuvo de acuerdo con Andrade. Señaló que es mejor que estas personas renuncien al caso si van a llorar en los estrados y que así “se evitan un perjuicio irremediablemente al procesado”.

Otros, como el abogado Luis Carlos Jiménez, consideraron que se trató de un tema que se “escapó al control mismo de la persona”.

https://twitter.com/luisjimenezro/status/1224694242313895937

Oscar Sierra, abogado penalista, le dijo a KienyKe.com que lo primero que se debe mencionar es que es una verdadera tragedia lo que le sucedió al menor de edad y que “este tipo de conductas merecen todo el reproche social y el peso de la justicia”.

Sin embargo, el jurista precisó que, aunque la reacción del defensor fue humana, no se compadece con la protección al derecho a la defensa que, en definitiva, debió garantizar a su defendido.

“Si bien en muchas ocasiones un abogado se enfrenta a situaciones que reflejan las realidades más complejas de la sociedad, su función como defensor supone la protección de los derechos fundamentales de los procesados, dentro de los cuales está el derecho a la defensa, que consagra la posibilidad de enfrentarse a cualquier tipo de actuación judicial, contando con una asesoría que cumpla con todos los estándares de calidad y formación que le permitan afrontar un proceso de forma adecuada”, mencionó.

Además, indicó que resulta “reprochable” que un profesional del derecho haya decidido continuar con la defensa de Orjuela a pesar de que es palmaria su aflicción luego de escuchar los hechos expuestos por la Fiscalía.

“Estas reacciones, aunque humanas, deslegitiman su labor como abogado y pueden, eventualmente, constituirse en una verdadera vulneración a los derechos fundamentales de su defendido”, afirmó.

Sierra finalizó diciendo que el abogado debió optar por las múltiples alternativas que el ordenamiento jurídico otorga para este tipo de eventualidades, “desde solicitar un receso para apaciguar la alteración, hasta la solicitud al juez de ser removido de la defensa”. 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO