Lo que se sabe del asesinato de dos israelíes en México

26 de julio del 2019

La muerte estaría ligada al crimen organizado.

Lo que se sabe del asesinato de dos israelíes en México

Foto: Embajada de Israel

El asesinato de dos israelíes con antecedentes penales en una exclusiva plaza comercial de la Ciudad de México fue ejecutado mediante una acción concertada de al menos cuatro personas y estaría ligado a la delincuencia organizada trasnacional. Así lo aseguró la Procuraduría capitalina.

“Las indagatorias del evento del día miércoles nos llevan a relacionar los hechos con arreglos entre grupos criminales y/o delincuencia organizada”, dijo a periodistas el portavoz de la Procuraduría de la capital, Ulises Lara López.

Una mujer disfrazada con una peluca rubia, acompañada por un cómplice armado, atacó a quemarropa a los dos hombres en el restaurante Hunan de esa plaza.

Las autoridades capitalinas, con apoyo de la embajada de Israel, realizaron “la identificación plena de (las víctimas) Azulay Alon y Jony Ben Suchi y de sus antecedentes penales”, dijo en conferencia de prensa el fiscal.

“Por lo tanto podría tratarse de arreglos con la mafia israelí”, dijo Lara López.

Medios israelíes publicaron que Alon, de 41 años, era originario de la ciudad de Bat Yam, y Sutchi, de 44 años, era de Tel Aviv y salió de una prisión israelí en febrero pasado, tras pagar una condena.

Los homicidios fueron “una acción concertada y directa”, en la cual habrían participado al menos cuatro personas, según la Procuraduría.

Otra mujer que comía con las víctimas se había levantado de la mesa del restaurante y huyó antes de las ejecuciones, según vídeos de cámaras de seguridad obtenidos por el noticiario nacional de TV Imagen.

Como supuesta acción de distracción, ocho minutos antes del atentado, otros dos hombres protagonizaron una balacera disparando unos 40 tiros de armas de largo alcance en la entrada principal al centro comercial, y también atacaron a una patrulla que abandonó el lugar con un agente herido.

La pareja que perpetró el ataque directo simuló ser comensales en otra mesa, a unos 10 metros de las víctimas, quienes fueron atacadas cuando la otra mujer se levantó, según versión de responsables de la plaza comercial al mismo noticiario.

El funcionario descartó la versión preliminar del titular de Seguridad Ciudadana de la capital, Jesús Orta, quien dio a la prensa una primera versión de “crimen pasional” ofrecida por la presunta victimaria en su declaración preliminar.

La mujer que fue detenida portaba una pistola calibre 9 mm cuando intentaba escapar por la parte trasera del centro comercial, ya sin la peluca rubia y sin el acompañamiento de su cómplice.

La presunta homicida declaró que conoció a uno de los israelíes “en una red social”, que la agresión se debió “a una infidelidad”, y que había comprado el arma por unos 350 dólares en el barrio de Tlahuac, en el sur de la capital.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO