(Video) Hombre se metió borracho a una corrida y murió

(Video) Hombre se metió borracho a una corrida y murió

22 de Agosto del 2016

Los hechos ocurrieron en el estado popular de Tlaxcala en México, cuando un toro de más de 200 kilos acabó con la vida de un ciudadano que participaba en el evento con una cornada justo en su cuello

Lea También: Asesino se comió la cara de su víctima.

En el video, que circula en YouTube, se observa el terrorífico momento en el que miles de asistentes corren entre los toros furiosos, arriesgando sus vidas.

Pero repentinamente, aparece un toro, el más grande de los allí presentes con los cuernos más largos y anchos. El animal se nota confundido por la gente que corre a su alrededor, pero en tan solo unos segundos escoge a uno de los allí que vestía camiseta negra. 

Además: ¿Tradición macabra? Asesinar a la mamá del toro que mata a un torero

Bastaron pocos segundos para que el animal emprendiera la corrida con su máximo potencial y lograra acorralar al sujeto, para confundirlo y hacerle tomar una vuelta que le costaría la vida.

Más Notas: Por abandonarlo la mató con unas tijeras.

Una vez tanto el hombre como el animal giran a su izquierda, el toro logra alcanzar el pie de este que corría eufóricamente. Rápidamente el toro lo embistió con su cabeza por el lado izquierdo, dejándolo en el piso inconsciente. 

Una vez en el piso, el toro dirige sus cuernos a las piernas de él, pero en el intento desesperado por esquivarlos, el toro embiste su abdomen, enterrando su cuerno profundamente y enredandolo con su cinturón.

En ese preciso instante las personas que se encontraban a escasos centímetros, en una tribuna, empezaron a lanzar objetos como cerveza y latas para que dejara de cornearlo. Pero todo fue inútil.

Finalmente, el toro sube su cabeza y cuernos por el torso del sujeto que se encontraba en el suelo, dando una cornada final en el lado izquierdo de su cuello, dejando una herida de más de 15 centímetros de profundidad y acabando con su vida.

Luego de que el toro notara que no se movía más, lo deja en el suelo y sigue con su camino. El fallecido fue identificado como Leopoldo de la Cruz Espinosa quien se encontraba en un estado avanzado de alicoramiento