Doce hombres la drogaron y violaron

26 de octubre del 2018

Cuatro hombres fueron detenidos en Italia por su presunta implicación en la violación y asesinato de una joven italiana de 16 años en Roma. El cuerpo de la menor fue hallado en un edificio abandonado en el barrio de San Lorenzo, a 50 kilómetros del lugar donde residía con su familia. El hecho sucedió el […]

Italia

Cuatro hombres fueron detenidos en Italia por su presunta implicación en la violación y asesinato de una joven italiana de 16 años en Roma. El cuerpo de la menor fue hallado en un edificio abandonado en el barrio de San Lorenzo, a 50 kilómetros del lugar donde residía con su familia. El hecho sucedió el pasado 19 de octubre en horas de la noche.

Los presuntos autores del crimen serían los cuatro detenidos, que fueron identificados como Mamadou Gara de 26 años, Brian Minteh de 43, un nigeriano de 40 que tienen antecedentes por tráfico de droga.

El cuarto implicado es Yusif Salia de 32. Todos son acusados de homicidio voluntario, violencia sexual en grupo y tráfico de estupefacientes. Sin embargo, la Policía investiga la posible participación de otros inmigrantes.

La violación y asesinato de la menor, provocó la reacción del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, quien anunció que va a acelerar el desalojo de los edificios ocupados de manera ilegal, luego del lamentable caso.

Argumentó que en los próximos meses se hará tal plan. Además, través de su cuenta de Twitter comentó que: “Atrapado en Foggia el cuarto ‘gusano’ que violaría y llevaría a la muerte a #Desirée. Es un asunto de un inmigrante clandestino. Para él y los tres, la prisión dura!!! Agradezco al fiscal y a la policía por la rapidez y eficacia”.

De acuerdo con los investigadores, los implicados pidieron permiso de residencia debido a motivos humanitarios. La indagación apunta a que esta mujer, identificada como Desirée Mariottini fue drogada hasta el punto de quedar inconsciente, momento en el que un grupo de, aproximadamente, 12 hombres abusaron de ella sexualmente durante, al menos, diez horas. Posteriormente, murió asfixiada y se cree que le taparon la boca con la mano o una prenda de ropa para evitar que se escucharan sus gritos.

Hasta el momento, la investigación se centra en averiguar qué hacía Mariottini en ese lugar, edificio que se conocía como ‘la casa de la droga’, en donde se consumía y vendía heroína. De acuerdo con la información publicada en varios medios italianos, la menor entró a recuperar el celular que le habría sido hurtado.

Según testigos, contaron a la policía que Mariottini solía intercambiar favores sexuales por heroína, pero ese día, según el forense, en el momento de la violación ni siquiera se encontraba consciente. Además argumentan que en el sector de la calle Lucani (mismo barrio donde murió la joven) es un infierno, debido a que cuando llega la droga, se encienden fuegos artificiales para que los clientes lo sepan.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO