Las nueve zonas de Bogotá en las que más atracan

19 de marzo del 2019

En lo corrido del 2019 hubo un aumento drástico de hurtos a personas.

Las nueve zonas de Bogotá en las que más atracan

El hurto a personas es uno de los principales flagelos del país. En Bogotá se vive esta problemática día a día y según el más reciente estudio de la Universidad Central, este delito tuvo un aumento drástico de 3.000 casos respecto a los datos que se registraron el año anterior en los dos primeros meses.

Andrés Nieto, experto en seguridad y autor de esta investigación, le dijo a KienyKe.com que la situación en la capital sigue siendo preocupante a pesar de todos los esfuerzos institucionales. Contó que al hacer un rastreo de lo que pasó en el 2018 se realizó un top 10 de las zona con más denuncias por hurto a personas; datos que fueron recolectados de acuerdo a los registros de la Policía y a la Fiscalía General.

Especificó que los barrios “más peligrosos” y en los que más se comete este delito, son: Chapinero Central con 1.123 denuncias, Patio Bonito con 964, Ciudad Salitre con 967, Ricaurte con 882, Marly con 837, Las Nieves 802, Teusaquillo Central 801 y Chicó I y II, 800 casos.

Argumentó que uno de los factores para determinarlos como las zonas “más calientes” es porque los delincuentes “han logrado identificar rápidamente a las víctimas y han podido llevarse grandes botines en poco tiempo, aprovechándose de que no es fácil el rastreo por la multitud de personas que transitan en ese lugar”.

Respecto a las cifras de hurto a personas por localidades, estos fueron los resultados del estudio: 

Aunque Nieto aseguró que este problema aumentó un 21,9% este 2019, se logró disminuir en otras tipologías de hurto “especialmente a viviendas, comercio y motocicletas”.

Dijo que si se hacen las cuentas, al día más de 280 personas denuncian que han sido víctimas de hurto, lo que deja un promedio de 11 personas por hora, es decir “más o menos cada 5 minutos alguien interpone una denuncia en la ciudad por este tipo de delito”.

Agregó que hasta que no se acabe el año no se puede hacer el cruce final para determinar si las localidades “más calientes” seguirán en el mismo orden, pero que esta ha sido la tendencia de los últimos dos años.

Organizaciones estructuradas para el hurto

Andrés Nieto señaló que hoy en día las bandas delincuenciales tienen dentro de su estructura gerencias, grupos logísticos y administrativos, así que “se dan el lujo” de tener diarios de campo e identificar cómo se mueven las víctimas “para saber dónde están y saber cuáles son sus horarios más recurrentes” e incluso logran identificar los famosos puntos ciegos de las cámaras de videovigilancia para saber cómo operar “sin que la Policía reaccione rápidamente”.

Según dijo, esto hace que puntos logísticos financieros y económicos como Chapinero sea en ciertas horas “más apetecidos por la cantidad de personas que transitan por el lugar”, donde se usa el famoso ‘cosquilleo’ y se pueden camuflar en la huida entre las multitudes.

Cuando se habla de zonas residenciales, el experto mencionó que en horas de la noche es donde más se presenta el hurto, debido a que hay menos testigos y la soledad hace que la víctima se sienta mucho más acorralada. “A partir de esto logran identificar este tipo de dinámicas y así poner en acción todos los grupos operativos delincuenciales”, manifestó.

Para este tipo de delito, señaló que el uso del arma blanca sobrepasa el 20%, el arma de fuego el 9% y luego están las armas contundentes, que son cualquier tipo de objeto macizo y sólido que sirva para agredir a la víctima.

Jairo García, secretario de seguridad de Bogotá, mencionó en declaraciones a la prensa que se está haciendo un monitoreo constante del comportamiento de los delitos y resaltó, como dijo Nieto, que hay una reducción significativa del hurto a celulares en un 7%, de biclicletas en un 5% y del comercio en un 50%, así como de otros delitos.

“Seguimos trabajando en la reducción de los delitos. Hemos mostrado resultado en la desarticulación de organizaciones que se dedican a este tipo de delitos”, señaló.

García mencionó que es importante no criminalizar los sectores de la ciudad, porque primero “hay que evaluar las tasas de población y no el número de casos” y por eso es importante analizar ese tipo de variables. “Seguimos trabajando. Sabemos que el objetivo principal y la preocupación de los ciudadanos es el hurto en el espacio público y ese es el compromiso que tenemos en este momento”, aseguró.

Nieto, por su parte, señaló que es importante que se pueda hacer investigaciones conjuntas y procesos de inteligencia entre el Distrito y las instituciones educativas donde cesen las estructuras de todas las bandas delincuenciales y no solo los ladrones de a pie, “porque las organizaciones criminales funcionan a cambio de roles y si uno llega a ser capturado rápidamente es reemplazado. Así es como funcionan todas estas redes de criminalidad”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO