16 municipios de Cundinamarca fueron afectados por vendaval

2 de octubre del 2018

Ya son 16 los municipios de Cundinamarca que fueron afectados por un fuerte vendaval que se registró este lunes, por lo que la Gestión del Riesgo Departamental en coordinación con los Bomberos de Cundinamarca y los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres se han puesto a trabajar para atender la emergencia. Tena, La […]

municipios afectados por vendaval

Ya son 16 los municipios de Cundinamarca que fueron afectados por un fuerte vendaval que se registró este lunes, por lo que la Gestión del Riesgo Departamental en coordinación con los Bomberos de Cundinamarca y los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres se han puesto a trabajar para atender la emergencia.

Tena, La Mesa, San Antonio de Tequendama, Apulo, Tocaima, El Colegio, Anapoima, Anolaima, Tibacuy, Nilo, Agua de Dios, Girardot, Quipile, Guataquí, Ricaurte y Jerusalén son las diferentes zonas que hasta el momento han reportado daños tras la difícil condición climática.

Entre tanto, los cuerpos de bomberos del departamento ayudan a despejar algunas vías y junto a la empresa de energía intentan restablecer el fluido eléctrico, luego de que los impetuosos vientos dejaran en mal estado casas, vehículos, calles y más.

Asimismo, se está realizando una evaluación de los daños y un análisis de necesidades (EDAN), según indicaron las autoridades. Esto “con el fin de brindar apoyo a las familias perjudicadas por las múltiples lluvias, tormentas eléctricas y vendavales que se presentaron en la noche anterior en estas poblaciones”.

Por su parte, el delegado departamental de bomberos, el capitán Álvaro Farfán, señaló que “los 116 municipios de Cundinamarca están en alistamiento y preparación ante el inicio de la segunda temporada de lluvias”.

Lo anterior debido a que en el Comunicado Especial No. 022 del 18 de septiembre del presente año, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) manifiesta que “climatológicamente, octubre y noviembre son meses que hacen parte de la segunda temporada de precipitaciones en gran parte del territorio colombiano”.

Además, resalta que en algunas zonas este periodo tiende a ser mucho más intenso que el registrado en la primera temporada de lluvias, desarrolladas entre abril y mayo. Por lo tanto, se realizan recomendaciones para preparar a la comunidad en la prevención y disposición para el recibimiento de los próximos eventos por temporada de sequía y así mitigar sus efectos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO