Polícias retenidos habrían sido golpeados por indígenas

Polícias retenidos habrían sido golpeados por indígenas

2 de noviembre del 2017

Seis mandos medios y 11 patrulleros  permanecen retenidos por los indígenas que se encuentran en protesta en el sector de Pueblo Rico, en el departamento del Chocó. Las armas de dotación y nueve motocicletas de alto cilindrare también están en el poder de esta comunidad.

Los 17 uniformados que están en poder de los indígenas desde la tarde de este miércoles son el Intendente Jefe Carlos Arturo Nieto, los intendentes Luis Eduardo Gallego y José Bravo; los subintendentes Cristian Pabón, Giovani Rojas, Jorge Ignacio Marín y 12 patrulleros.

Julio Londoño, Secretario de Gobierno de Risaralda aseguró que la situación es muy preocupante. Desde la Gobernación de Risaralda se hizo un llamado a los indígenas del departamento para que no usen este recurso y liberen a los uniformados que estaban cumpliendo con una misión institucional.

Eran 18 los policías retenidos, pero Londoño aseguró que por los golpes que habrían recibido por parte de los indígenas uno de ellos fue liberado. “Solo una persona fue liberada porque de los 18 uniformados hay algunos que están golpeados, uno de ellos tuvo que ser entregado de manera inmediata para que recibiera atención médica”, aseguró el Secretario.

“La guardia indígena es la que maltrató a los uniformados, incluso tengo información que hay consignas de parte de indígenas que no pertenecen al departamento de Risaralda que ordenan que los desnuden y los dejen amarrados y los metan al cepo, (trampa para cazar animales”, comentó Londoño.

Por su parte, los indígenas enviaron un comunicado a la Defensoría del Pueblo y a las autoridades policiales y militares en el que denunciaron que el Ejército Nacional ha violado el derecho internacional humanitario porque dio tratamiento de guerra a la protesta y que la policía intimidó a la población indígena mediante el uso armas largas.

En el comunicado se lee:

  1. El ejercito viola el derecho internacional humanitario dando tratamiento de guerra a nuestra protesta social, protegida constitucionalmente, usando tanquetas de guerra del ejercito amenazando la concentración de los pueblos indígenas donde hay niños, mujeres embarazadas adultos mayores.
  2. La policia nacional intimida y provoca a la poblacion indigena concentrada mediante el uso de motos y armas largas.

“Esto es un secuestro y es contra funcionarios públicos, no sé si no entienden la gravedad de lo que está pasando”, aseguró el Secretario, Julio Londoño.