24.000 hectáreas de bosques serán protegidas en Antioquia

Foto: Gobernación de Antioquia

24.000 hectáreas de bosques serán protegidas en Antioquia

23 de agosto del 2017

La Gobernación de Antioquia puso en marcha una estrategia que permite que familias de las zonas rurales del departamento sean guardianes del medio ambiente.

Con este nuevo plan firmado entre la Gobernación de Antioquia, Corantioquia, 26 municipios de la jurisdicción de misma entidad y Empresas Públicas de Medellín serán conservadas más de 24.000 hectáreas de bosques y nacimientos de agua, gracias a pagos por servicios ambientales (PSA) que se les hará a las familias de estas zonas del departamento.

Antioquia es el primer departamento en Colombia en implementar el PSA, que busca que en las comunidades rurales sea más rentable proteger los bosques que acabarlos.

Luis Pérez, gobernador del departamento, destacó la labor que está adelantando Corantioquia y que con esta iniciativa se beneficiaran 1.800 de las 10.000 familias que se tienen como meta.

“Si queremos mantener un equilibrio no solo ambiental sino económico a futuro, tenemos que seguir mirando al campo. Es un proyecto para que los campesinos permanezcan en las zonas rurales y sigan cultivando, como tradicionalmente lo han hecho, con aportes económicos. Esta ordenanza es la primera en Colombia y en el mundo”, afirmó Pérez.

La Gobernación de Antioquia destinó para la ejecución de este proyecto 5.696 millones de pesos, de los cuales $2.755 millones serán para 1.833 familias rurales asociadas, procedentes de 26 municipios, que cuidarán los bosques, conservarán las fuentes hídricas y protegerán la fauna que habita en las áreas estratégicas.

Lucy Rivera Osorio, secretaria del Medio Ambiente, afirmó que el objetivo es mejorar la calidad de vida de las comunidades rurales con proyectos productivos sostenibles que al mismo tiempo ayudarán a conservar ecosistemas estratégicos para el país.

“A través del pago por servicios ambientales se desincentivan los usos del suelo que generan pérdida a la biodiversidad, permitiendo crear lazos de confianza entre las comunidades y el Estado. Este es sin duda un proyecto de gran impacto ambiental y social que contribuye a dignificar cada vez más la labor del campesino y  mitigar los efectos del cambio climático”, explicó Rivera.

A este proyecto se integraran entidades ambientales como  Cornare y CorpoUrabá para poder cumplir la meta y abarcar gran parte del departamento de Antioquia,